¿A QUE VINO YAHSHUAH A LA TIERRA?

November 6, 2013

¿A QUE VINO YAHSHUAH A LA TIERRA?

Su nombre es salvación de Yahweh.

Yahweh no es en esencia un nombre. Pues en los mundos superiores elevados, no existen los nombres, son más bien función, relación y acción, Yahweh tiene tres letras relacionadas a los mundos superiores Yod Hey, Vav y una letra Hey a los mundos  inferiores.

Por ejemplo Yod se refiere a Zera o energía que sale de Él. Se identifica con Olam Atzilut, la emanación de su vida como energía de luz Evrá.

Hey lo identificamos como Olam Beriah, es decir la matriz que concibe e incuba la vida.

Vav es Olam Yetzirah la vida en el proceso de nacimiento, Yvrá
Hey última Olam Asiyah, es decir la vida en el desarrollo de su expresión.

Entonces si miramos las cosas del punto de vista de su nombre. Entonces podemos entender la misión de Él al venir a esta esfera.

El vino a ayudar a culminar el último proceso de su nombre y es restaurar la expresión del Padre en su pueblo. Los Ybrá en su accionar en vida práctica no teórica.

No vino a salvar las almas, pues no existe el infierno ni el cielo, entonces no hay razón para  morir y pagar  por nosotros.

Esto lo pusieron cuando se quitó el Gilgúl, la reencarnación, la transmigración y el Mazarot. Pues esta es la forma de enmendar nuestros errores y eliminar las consecuencias.

Es lo que el mismo enseñó el resultado de las consecuencias o como se dice causa y efecto. Las cosas que no se hacen bien en la rueda de la vida, por la reencarnación se arregla. Se le llama Rega oportunidades.

Cómo dijo Shlomo “Lo que es, es lo que ya fue y lo que fue es lo mismo que será, y lo que se hace ahora es lo mismo que se hará  ” Así está hablando de la rueda de la vida que Él habla en el capítulo 7 de Kohelet.

El pecado no existe tampoco, cuando yo digo que no existe, es que no está en las escrituras, todas estas palabras por ejemplo, castigo, infierno, cielo, y todas esas palabras como mandamientos y demás, fueron insertadas por la religión a través de los años, cuando iban cambiando para cumplir sus motivos e intereses.

Por lo tanto  no hay que pagar nada más, más bien es arreglar las cosas que no hicimos bien. La palabra pecado suplanto al error y es error reparable por medio de Rega que es  oportunidad de arreglar las cosas que no estuvieron bien hechas y tendrían consecuencias negativas.

Como la religión al quitar el Gilgúl y el Mazarot, tuvo que inventar el cielo el infierno, el castigo eterno, entonces dijeron que Él vino a pagar por nuestros pecados y que hay que aceptarlo como salvador y el que no lo hace va al infierno por toda la Eternidad, no es así.

El vino a enseñarnos la Toráh verdadera, viviéndola y que lo que ellos enseñaban teóricamente que  no era Toráh.

Él vivió una vida o Toráh vívida, y que está dentro de nosotros. Lo que Él nos enseñó no fue teórico como los religiosos enseñaban, lo hizo prácticamente viviéndolo Él.

Nos enseñó el verdadero amor – Ahaváh es dar y aun hasta la vida.

Nos enseñó que la vida nunca muere, pues es esencia Zera  del Padre, nos enseñó que hay otros mundos y familias donde transmigrar y es nuestro hogar verdadero.

Nos enseñó que la vida es Luz y que podemos conectarnos con el Padre por el Luv por Tiferét y que cuando nos conectamos al río de Luz tenemos la respuesta, al regreso, a la casa de nuestra familia y estirpe, que los errores se pueden enmendar y el remedio es el amor y el perdón.

Nos enseñó que cuando vivimos los principios del amor, la vida y la luz (Ahaváh – Jayím – Or) es decir, conectados a esa Luz, tenemos Shalom Paz, la cultura de nuestro origen y la esencia de la Toráh y entonces somos Ejad con Él y con nosotros y con nuestro Padre. Nos enseñó esto en su vida.

A Él lo mataron por descubrir la religión, sus mentiras y trampas, pero estaba en el programa de su vivir y demostrar que la vida puede pasar por todo y ni la muerte La puede detener.

Por eso murió y regreso demostrando que siendo lo que somos es suficiente para vencer en la vida, a pesar de los engaños y las cosas más infames, demostrando así que la mentira no puede contra la verdad.

Él vino a salvarnos, no de un infierno en sí, pero de otro peor, el de la religión que nos ha torturado por años.

Como podemos pagarle, Él no cobra nada, pero en nosotros esta la opción, de ver que la misma vida que está en Él está en nosotros y que vino en la misma condición que estamos, además si entendemos la Zera o Luz en nosotros, como somos muchos, podemos superar lo que Él hizo como individuo, pues somos pueblo.

El problema no estuvo en la concepción ni en la formación de este ser en el vientre divino, ni aun en el nacimiento. Estuvo en el desarrollo y función en la acción de este ser en este ambiente tan difícil, por eso vino a vivir y marcar ese desarrollo el cual estamos viviendo actualmente.

¿Dar es mejor que recibir?
¿Sembrar mejor que cosechar?
Hay algo dentro del sentir
Que siempre queremos ganar.

Nunca quisiéramos perder
Está  programado y vivido
Sacrificio no se puede entender
Es heroísmo, es poco conocido.

Todo lo que nos  conviene
Es la ley natural del egoísmo
Quitarle lo que Él otros  tiene
Pues no se conoce el altruismo.

No somos egoístas ni solitarios
Somos de todos para servir
Tenemos un espíritu gregario
Ese es nuestro estilo de vivir.

Somos los Maestros de Luz
Que os venimos a enseñar
Para quitaros la gran cruz
Qué has tenido que cargar
Espero entiendan.

Shalom.

Dr. Pedro Ortiz El Maestro Mensajero de Luz – Evrá.

5 de Setiembre 2013.

Mensajerodeluz.com