CONOCIENDO AL SER HUMANO DESDE EL CAMPO DEL OLAM

March 21, 2013

CONOCIENDO AL SER HUMANO DESDE EL CAMPO DEL OLAM

Cuando Juan – Yohanan habla de la Nueva Jerusalén – Yerushalaim HaJadashah.

Está hablando de lo que es el ser humano en realidad, allí habla de medidas, guematria y misterios, holografía y diseño.

La escritura no se puede interpretar de una manera local, más bien del contexto Universal o del Cosmos o como dice el Hebreo, desde el Olam.

Casi todos los libros escritos aplican las cosas a la tierra, y las verdades son Cósmicas, sino están incompletas y desfiguradas. Es como comparar el Universo a un agujero de Hormigas.

Allí está hablando del cuerpo de luz y sus diferentes partes por eso le traigo un collage de algunos escrito de mi amigo Ángel Luis, que explican lo que ya les he enseñado, y tienen una relación estrecha con la nueva Jerusalén.

“LOS CUERPOS DE LUZ”

El Cuerpo de Luz de cada ser humano constituye una versión más pequeña, un holograma menor del gran “Campo Multidimensional Unificado de la Conciencia”, es decir ‘DIOS/A’.

Asimismo, el Cuerpo de Luz es una Matriz Energética de Agua y de Luz Etéreas. En el ámbito humano, cada una de las Matrices Energéticas, cada conciencia, están individualizadas, porque cada una está dotada de una cualidad específica, de una expresión única de lo Divino. Es así que cada matriz de energía desempeña un papel, una función específica. Por lo tanto, cada ser humano es tan importante como cualquier otro en esta trama de la vida y cada uno tiene una “misión” igualmente importante para el funcionamiento armónico de Todo Lo Que Existe.

Es de suma importancia que recordamos, a menudo, lo siguiente:

Nuestro Cuerpo Físico no podría existir sin el fundamento, sin el soporte de la Matriz Energética que es en realidad, nuestro Cuerpo de Luz. La Fuerza Vital que sustenta y mantiene nuestro Cuerpo Físico proviene de
nuestro Cuerpo de Luz y no a la inversa. Esto debe analizarse por medio de nuestra visión interior, desde una perspectiva multidimensional.

Nuestro Cuerpo de Luz es una composición de las formas geométricas de las Matrices de Energía que están organizadas de manera multidimensional. Hay, por tanto, matrices dentro de otras matrices que a su vez contienen otras matrices, existiendo diferentes formas geométricas de matrices.

Nuestra Matriz Energética suprema en nuestro Cuerpo de Luz, podría muy bien ser denominada la Presencia de Dios/a o Presencia Divina, es decir, el Aspecto Supremo de nuestra Conciencia Individualizada. Esta Matriz Energética Suprema, vuestra Presencia Divina, contiene varias otras matrices de energía, o sea, varios niveles de Conciencia alojados unos en otros.

Es así que dentro de nuestro Cuerpo de Luz de La Divina Presencia, está alojado nuestro Cuerpo de Luz Universal, dentro del cual está anidado nuestro Cuerpo de Luz Galáctico, que a su vez contiene el Cuerpo de Luz Crístico, en el que está nuestro Cuerpo de Luz Búdico, y en él, vuestro Cuerpo de Luz Solar, que contiene vuestro Cuerpo de Luz Planetario, en el cual se aloja nuestro Cuerpo de Luz “Yo Soy”.

Los anteriores constituyen nuestros cinco Cuerpos Superiores de Luz.

Cada Cuerpo de Luz contiene un nivel de conciencia diferente.

El Cuerpo de Luz de vuestra Divina Presencia tiene el nivel de conciencia más alto, la Conciencia Divina.

La Columna Central de Luz de nuestra “Divina Presencia” aloja y conecta todos los centros de energía de todos los Cuerpos de Luz”.

Cuando miro la Nueva Jerusalén miro cuatro lados y veo que tiene una calle, y es como una pirámide, pues arriba está el trono o Kise HaQodesh el Yo Supremo. Y de allí sale el rio de vida y a los lados el Árbol de las Vidas y baja en forma de caracol de la gran pirámide de la vida, hasta salir por las doce puertas que están en forma de cuadro, y estas son las doce Sefirot que emanan de Él por medio de nosotros, Ángel Luis dice que son cinco cuerpos de luz, pero en realidad son siete. Los cuales ya les he explicados en estudios anteriores.

Cuando miras esta figura mira tu cuerpo único y universal unido, el Yo Eterno.

“Por eso no es cuestión de subir, más bien de conectarte con trigo mismo”, y esa es la realidad de todos nuestros problemas, Cuando El Guf el cuerpo, no se conecta con el Ruaj HaGuf, Tu cuerpo interior y energético por estar apegado a las cosas de acá, pierdes la conexión con tigo mismo, y pierdes la intensidad de la luz de la vida, que baja como un rio de tu “Yo – Anoji” y mismidad, tu verdadero ser universal.

No es cuestión de crecimiento, más bien es el desarrollo de la vida, así como la vida, crece por sí misma en el desarrollo de su dinámica, así es como creces en esa conexión.

Muchos me preguntan cómo crecer, como ascender, pues hay tantas enseñanzas con técnicas para esto y todo les ha fallado, y entonces las preguntas vienen.

Todo es sencillo. Muy sencillo. Conéctate con trigo mismo, y deja que la luz fluya, y así crecerás, eso es lo que la escritura llama “El tiempo de la vida”

ESTE ES EL MECANISMO:

El Hipotálamo regula la temperatura y el nivel de agua de nuestro cuerpo, pero además es el principal conector entre los centros de energía físicos y los etéricos; pero debemos recordar que nuestros cuerpos están conformados fundamental-mente por agua y, en consecuencia, todo lo que tiene relación con el agua les beneficia siempre: su ingestión, su visión, su sonido, su inmersión, etc.

Por ello, cuando llegue el momento, esta glándula comenzará a infiltrar diversas sustancias químicas en nuestro sistema, de tal forma que estas sustancias segregadas les permitirán de forma inmediata percibir e interpretar la realidad de una manera distinta, cual si hubieses ingerido algún tipo de alucinógeno. “Es importante comprender que todas las creaciones parten de un sustrato que ya existe y que, una vez manifestada, la porción más minúscula está dotada de “vida”; por lo tanto, vibra en una determinada frecuencia y está integrada a su vez en un todo armónico que se auto ejecuta y se auto recicla, en el que cada componente está íntimamente ligado con el Todo, de tal forma que cualquier movimiento, cualquier acción, tiene una repercusión en el Todo, viniendo del Padre Creador Absoluto la conciencia estabilizadora que mantiene el equilibrio y la armonía universal. Es esa conciencia que la continente y el contenido de todo lo creado y la que impregna cada partícula existente, interconectándola, de alguna manera, con el resto. De este modo, se podría colegir que todo es infinitamente grande e infinitamente pequeño a la vez y que, por tanto, no existe una medida determinada que no sea la propia voluntad del Padre Creador Absoluto”.

Nosotros en Él estamos en todo, y nos expresamos en todo en nosotros mismos en Él.

No nos podemos separar de este contexto, entonces perdemos la esencia de nosotros mismos.

Cuando las personas leen la Toráh pierden su esencia, pues la aplican a Religiones, a conceptos o sencillamente, la comparan a nuestro entorno y ahí es cuando se pierde su esencia.

Shalom.

Dr. Pedro Ortiz, Maestro De Luz.

20 de Marzo del 2013.