EL SÉPTIMO TIEMPO CONOCIDO COMO SHABAT

March 1, 2015

EL  SÉPTIMO  TIEMPO CONOCIDO COMO SHABAT

Fausto- Emmanuel

28 de febrero del 2015

El presente estudio es una meditación sobre cuando es el Shabat y como celebramos el Shabat, sin religión o ritos judíos.

Es importante tener nociones del funcionamiento armónico de los ciclos en el tiempo,  para poder abrir nuestra mente a la compresión de ese “concepto” , ya que el tiempo no es otra cosa que una sucesión de eventos en el espacio, eventos que de manera intermitente “aparecen” y “desaparecen” dando lugar así,  a los días comunes a diferencia de los “Moadim”, o días festivos , o fiestas hebreas, o espacios vacíos a donde “no existe el tiempo”, espacios para  “bendición”.

Recomiendo la lectura de los siguientes artículos para imaginar y comprender más, lo que está escrito aquí:

Comprendiendo el calendario hebreo por Avdiel Ben Oved

http://www.natzratim.com/estudios/Calendario_Hebreo.htm

Fundación para la ley del tiempo, España.

http://www.13lunas.net/tutorial/tutorial.html

Primeramente entendamos que “Shabat”  no es el sábado, sino el séptimo día.
En nuestra esfera, en nuestro mundo, en nuestro Universo –Olam-, a nivel subatómico como galáctico en este nivel de existencia, el número 7 está impreso en todo lo que existe. Compruébalo tú mismo: divide cualquier número sea entero o decimal, entre 7,  y obtendrás una secuencia decimal repetitivo e infinito de 142857 lo cual son  ciclos de 7 que se repiten.

Si tu tratas de hacer esto con otro número que no sea 7, no obtendrás una secuencia decimal repetitiva.

Se sabe que todo en la naturaleza tiene un diseño armónico y geométricamente proporcional. Se trata de una matriz. Bueno, su medida en esta esfera, en nuestra dimensión, es siete. Por ello tenemos siete colores, siete notas musicales, siete planetas principales, siete días de la semana, etc.

7 ciclos de 7, y el siguiente ciclo de 7 es el comienzo del siguiente nivel en la espiral de la vida,  nuevamente siete más una octava, es decir una vibración más elevada.

En la medida del tiempo el número siete es la base, por ello también observamos los 28 tiempos de Salomón (Shlomo), que son 14 tiempos positivos y 14 tiempos negativos, los cuales son múltiplos de 7. En los 28 tiempos de Shlomo existen cuatro ciclos de siete que a su vez corresponden con los veintiocho días que tiene el ciclo lunar, los veintiocho días que tiene el ciclo menstrual de la mujer.

Debe entonces existir una relación intrínseca entre el hecho que la creación haya sido emanada en 7 ciclos, y el hecho que el 7mo ciclo está hecho para el reposo y la bendición, pues todo vuelve a regenerarse, pues vuelve a comenzar nuevamente.

Veamos un poco lo que dicen las escrituras judeo-cristianas, Éxodo –Shemot- 20 y Deuteronomio –Devarim- 5, encontramos los 10 Mandamientos. El cuarto mandamiento ordena celebrar el día de reposo.  Este 4to mandamiento,  a mi entender, tiene la misma importancia que los otros 9, es el “Día de Reposo”.

“Guardarán, pues, el día de reposo (Shabat) los hijos de Israel, celebrándolo por sus generaciones por pacto perpetuo. Señal es para siempre entere mí y los hijos de Israel; porque en seis días hizo IAH  los cielos y la tierra, y en el séptimo día cesó y reposó (Shabat Vainafash).  Éxodo –Shemot- 31:16-17

“Y sucederá que de luna nueva en luna nueva (Rosh Jodesh)y de día de reposo en día de reposo (Shabat), todo mortal vendrá a postrarse delante de mí–dice el SEÑOR (Maryá – arameo).Isaías –Ieshayahu- 66:23

Entonces, muchos de los líderes religiosos de distintas denominaciones, que reconocen la importancia de celebrar o guardar el Shabat, han decidido “adorar”, “tener culto”, “fiesta”, el viernes en la tarde, que es el comienzo del Shabat según el pueblo judío.  Entonces vemos que el día de reposo, según el consenso cultural mundial, comienza cada viernes al meterse el sol…

DOMINGO, LUNES, MARTES, MIERCOLES, JUEVES, VIERNES,  y ya en la tarde del VIERNES  dejamos de hacer nuestras actividades para celebrar el Shabat y cumplir el mandato, siguiendo un esquema Judio-Romano.

Mencionamos anteriormente que los ciclos se repiten en  7. (7), (14), (21), (28), (35), (42), (49), y nuevamente comienza otro ciclo que es (56) + 1 = (57)  o, (7) en una escala superior.

Al  entender este principio matemático, recordemos que los números enteros son infinitos.  Los números decimales también son infinitos. Los números enteros son el reflejo de todos los objetos o entidades enteros, es decir, hablamos  del universo exterior. Los números decimales son el reflejo de los universos interiores o subatómicos.  Por eso un numero decimal es una división de un entero. Representa un todo fragmentado en partes.

Entonces, dividamos un número entero, cual sea, entre 7. Dividamos un numero decimal, cual sea, entre 7… encontraremos una secuencia decimal repetitiva infinita de 14, 28, (56+1octava) 57, es decir   .142857142857142857142847142857 al infinito.

Shabat  o el tiempo de reposo  tiene una relación matemática con las leyes del universo –Olam- y con este  principio matemático.

Shabat es el final de un ciclo, para un nuevo comenzar y esto es, ha sido  y será de manera infinita y Shabat se celebra en el 7mo ciclo o el séptimo tiempo,  o comúnmente dicho, el séptimo día.

Y se ha entendido que el séptimo día es siempre el sábado, pero no, Shabat  no es necesariamente el sábado.

El solo pensar en esta idea, ya es un problema doctrinal, pues se demuestra con leyes matemáticas que los ciclos  de la naturaleza no están determinados por los días de la semana impuestos por un sistema romano, sino por leyes superiores que aplican a todo lo que tiene vida y no aplican solo a un pueblo que tiene una creencia.

La escritura nos manda un descanso en el séptimo día, que comienza al atardecer del sexto día… pero aquí la pregunta es, ¿contando desde dónde? Es decir siguiendo que línea de tiempo…

Escrito esta en Bereshit (Genesis) 1.14, que El Bendito Sea –HaQadosh Baruj Hu- hizo “lumbreras” o “luminarias” o “luces” en la expansión de los cielos  y las puso ahí para separar el día de la noche, y para que sirvieran para señalar las estaciones (Moadim), los días (incluyendo los Moadim o fiestas) y los años.

Después en Vayikra (Leviticos) 23.1-3 leemos que una de las fiestas solemnes que el El Bendito Sea –HaQadosh Baruj Hu- estableció para proclamar como “Santa Convocación”, es el Día de Reposo, que es el séptimo día.

Es decir, a través de las lumbreras, sabremos, cuando será Shabat.
Recordando lo que dice Isaías –Ieshayahu- 66:23 “de luna nueva en luna nueva (Rosh Jodesh) y de día de reposo en día de reposo (Shabat)”.

Entonces,  ¿quién o que  determina cuando es Shabat, la luna o el sol?, pues he escuchado algunos comentarios diciendo que no celebramos el Shabat correctamente…

Cuando entendemos que dice la escritura, “de luna nueva en luna nueva y de día de reposo en día de reposo”,  entonces aquí encontramos un PRINCIPIO FUNDAMENTAL:

La Luna Nueva (Rosh Jodesh),  que es el principio de cada mes, nos indica cuando es el primer día de cada mes y cuando es el séptimo día en cada mes, y no siempre será  viernes por la tarde.

Y el calendario Gregoriano, qué es un calendario Romano, que es el que utilizamos para ubicar el séptimo día y celebrar el Shabat, es un calendario regido por el sol. Y los ciclos del Shabat, no están determinados por el sol, sino por la luna.

Cada mes lunar tiene 28 días. En un año tenemos trece lunas o trece meses lunares. Lo que nos da un total de 364 días 52 semanas, 52 días de reposo (5) + (2) =  (7).
Cada año supone tener un día extra de no tiempo para ajustar los ciclos al tiempo solar, (una octava mas)… Ahora, cada mes lunar, tiene 4 semanas, o cuatro ciclos de 7 días.

Cada semana tiene un Shabat o un día de reposo. Cada  Rosh Jodesh es el principio de mes a donde la luna recibe la energía del sol quien proyecta la energía de la constelación  en tránsito.  Por eso decimos, ahora es “luna nueva de Piscis”. Ahora es “luna llena en piscis” (por nombrar algún signo), lo cual indica que es en ese tiempo cuando se está derramando sobre los seres de esta esfera, la energía de tal constelación, reflejada en el sol y adecuada a nuestro nivel a través de la luna.

Existe un tiempo en el espacio a donde no hay luna, es decir, la luna no se ve, es decir, la luna esta oscura. Es el tiempo a donde la luna ha menguado  a donde culmino el ultimo Shabat de ese mes,  e inmediatamente después aparece,  comienza el nuevo mes… es Rosh Jodesh. Rosh Jodesh nunca será visible,  a diferencia de la creencia judía, Rosh Jodesh o luna nueva no es cuando la lunita aparece en el lado oeste del firmamento. Cuando esa pequeña lunita (expresada en la bandera musulmana) aparece al atardecer hacia el oeste, ese ha sido ya, el primer día de la semana de ese nuevo mes.

Rosh Jodesh nunca será visible, se sabrá cuando es Rosh Jodesh llevando el cálculo de cuando fue el término del último Shabat; o teniendo a la mano un calendario lunar como los que ofrecen en THE OLD FARMERS ALMANAC. Así, Rosh Jodesh es un espacio de no tiempo a donde la luna cual vasija recibe la energía del universo a través del sol para derramarla después durante todo el mes. El primer día de ese mes y de esa semana será cuando la lunita se haga visible en el atardecer de ese nuevo ciclo.

Pongamos un ejemplo. El mes de Febrero, Marzo y Abril del año 2015, lo cual abarca la luna en Piscis (Dagím), el mes del Nissan que es el verdadero año nuevo , y la  Pesaj.

DATOS:

Rosh Jodesh del ciclo de Piscis (Adar) 2015,  fue el día Miércoles 18 de febrero en la tarde, para amanecer al jueves 19 de febrero, del año 2015. Es un tiempo de conexión, un tiempo de no tiempo.

Del 19 al 20 de febrero ha sido el primer día de la semana , el primer día del mes del ciclo de piscis. El día anterior no se cuenta como primer día, aunque si es Rosh Jodesh de piscis.

Del miércoles 25 de febrero por la tarde al 26 de febrero por la mañana, es el primer Shabat del ciclo de piscis (adar).

Luna Llena, Miércoles 4 de marzo a jueves 5 de marzo es el momento cúspide, la luna llena en piscis , es el segundo Shabat del mes.

Miércoles 11 de marzo a jueves 12 de marzo es el momento menguante, es el tercer Shabat del mes lunar, del ciclo de piscis.

Miércoles 18 de marzo a jueves 19 de marzo es el último Shabat del ciclo de Adar.
Inmediatamente después,  del 19 de marzo por la tarde al 20 de marzo por la mañana es el espacio de no tiempo a donde han terminado los 13 meses lunares, es un espacio de no tiempo en nuestro universo a donde se ajusta la luna y el sol, es por así decirlo, un Shabat de ajuste según la cosmovisión maya.

Del 20 de marzo al 21 de marzo es Rosh Jodesh del mes del Nissan, otro espacio de no tiempo a donde se recibe la energía del nuevo mes, del mes del Nissan, es la entrada a la primavera, es en si el año nuevo, el inicio de los ciclos a donde se ajustan los ciclos solares y lunares.

Del 21 de marzo por la tarde al 22 de marzo por la mañana observaras en el oeste del cielo al atardecer la primera lunita del mes del Nissan, ese es el primer día de la semana, el primer día del mes, el primer día del año.

Del 27 de marzo por la tarde al 28 de marzo por la mañana será el séptimo día el cual es el Shabat, el cual cae de viernes a sábado.

Del 3 de abril por la tarde al 4  de abril por la mañana será el séptimo día el cual es el segundo Shabat del mes, del año, el cual cae de viernes a sábado, el cual es la PESAJ, EL CUAL ES LA TERCERA LUNA DE SANGRE.

Y así sucesivamente durante este mes, Shabat, caerá de viernes a sábado, no necesariamente así en los siguientes meses.

¿Qué es realmente el Shabat?  En palabras del Maestro Pedro Ortiz, no es una fiesta de los judíos, sino es una fiesta (Moadim) que El Eterno estableció para TODO el Universo (Olam). Y fue establecida  desde antes  de la fundación  de Todo lo Existente. Porque en  Breshit (Genesis) 2:1–3  leemos que el reposo de El Bendito Sea –HaQadosh Baruj Hu- al acabar su creación, fue el acto de “Bendecir”.
El verdadero reposo es el acto de bendecir.

Los judíos que afirman que el Shabat es de ellos (y lo celebran el SABADO),  vinieron mucho después de que El Bendito Sea –HaQadosh Baruj Hu- haya establecido el Shabat…

Y por supuesto los días DOMINGO, LUNES, MARTES, MIERCOLES, JUEVES, VIERNES Y SABADO, también vinieron mucho después del Shabat.
El Padre, Reposó, Bendijo y Apartó (santifico) ese “séptimo ciclo”, entonces ahí estableció el Shabat para toda su  Creación, (Todo lo que existe y tiene vida, sea visible o invisible).

Por eso dijo Yahshuah que el Shabat fue hecho por causa del hombre, es decir, que nosotros necesitamos esa “BENDICION” de manera constante para renovarnos, fortalecernos, elevarnos.

Y por ello la orden de reposar en “ese NO TIEMPO dentro del tiempo”.
Es decir,  cesar tus actividades, tus preocupaciones, tus afanes, para simplemente alinearse, recibir esa Bendición.

Entonces nos damos cuenta que los Elohim-Tajtoná demandan la adoración de los seres en sábado o domingo, según los escritos, más la alineación cósmica ocurre en un proceso y sincronía natural con el universo en ciclos de 7.

En Shabat, todo se renueva, todo se bendice, todo se detiene, se abren las “Puertas de las alturas” para orar, para pedir, para escuchar, para entender, para invocar, para estar en comunión con El Bendito Sea –HaQadosh Baruj Hu-. Para sincronizar nuestro reloj biológico, para sincronizar nuestra existencia con el Propósito  de El Bendito Sea –HaQadosh Baruj Hu- que es el Amor (Ahaváh), para corregirnos y auto-observarnos.

La vida nos BENDICE cada 7 ciclos.

Entonces, bien dice nuestro Maestro Pedro,  Shabat y todos los Moadim,  no son para desvelarse rezando o repitiendo una serie de palabras habladas en el idioma hebreo, siguiendo una estructura inflexible de ritos. Shabat no es,  “no hacer nada, como no cocinar, ni manejar, ni  trabajar, o  sacar el buey de tu hermano si se cae al barranco”.  Festejar el Shabat es simplemente sincronizarnos con los ciclos de CESE, (cesar, reposar, descansar), ya establecidos de manera natural en el Universo (Olam)… y  conectarnos con ese TODO, con  lo superior… para recibir esa Bendición. Y Bendecir el fruto de nuestro trabajo que es el pan, el vino, a nuestros hijos, hijas, a nuestra esposa, esposo, a todo su Pueblo…

“Así dice IAHWEH: La puerta del atrio interior que mira al oriente estará cerrada los 6 días de trabajo; pero se abrirá el día de Shabat y el día de Luna Nueva… El pueblo de la tierra adorará a la entrada de esa puerta delante del Eterno los días de Shabat y en Lunas Nuevas (Rosh Jodesh).  Iejezqel (Ezequiel) 46.1-3.