EL VACIO

October 3, 2013

EL VACIO

Todos padecemos de cierto vacío y por eso tenemos que mantenernos ocupados, y cuando no estamos interrelacionándonos continuamente, o entramos a la rutina nos aburrimos, el aburrimiento es producido por ese vacío.

¿Qué ese vacío? Sencillamente que estamos en un nivel distante de la luz, y no nos deja que se activen todas las partes de nuestro ser, porque la luz llega acá muy mínimamente, algunos dicen dos por ciento.

¿Cómo se llena ese vacío?, nunca se llenará, pues es el abismo que está entre los dos niveles, de nuestro cerebro y por ende entre nuestra misma vida al escoger alternativas.

Las personas tratan de llenarlo buscando el dinero, la fama, el glamur, la sociedad, el viajar, y miles de cosas más y ese vacío no se llena.

Ya he dicho que no se llena, hay que cruzarlo y esto es muy difícil, pues la única manera de cruzarlo es muriendo.

¿Por qué muriendo? Pues sencillamente solo muriendo se termina el ciclo, y así puedes nacer en otro.

Cuando digo morir no es físicamente, es cruzar ese abismo, en Lucas – Uri se habló de esto en la parábola del Rico y Lázaro – HaAshir VeLaazar, allí nos explica que ese vacío no se llena con la fama, riquezas o abundancia, ese abismo se termina con la muerte, los dos murieron físicamente y solo uno paso y el otro no.

Y los separo ese abismo y ninguno podía ayudar al otro, pues este es un proceso personal, pues es un proceso mental abandonar el cerebro telúrico con poca luz y cruzar al kudnotor o de luz.

¿Cómo se hace esto? Para pasar de un lado al otro es difícil, pues se tiene que ir en contra de lo que piensan los demás, que están en ese nivel y créanme son la mayoría, y como buscamos apoyo, guía de los demás no las pueden dar y nos califican de locos.

Ahí viene la decepción. Cuando digo morir es dejar todas las avenidas que hemos recorrido y entrar a un pensar nuevo nuestro, dejándonos guiar por esa energía interna, al nacer de un nuevo pensar original nuestro y este es el camino. Confia en ti, encuéntrate, ya no te busques más, se tú, atrévete a serlo, ahí está el secreto.

Me llaman, me escriben cientos de personas con este problema buscando ayuda.
La única ayuda que les puedo brindar es que esto es muy personal e inevitable.

El pollito tiene que romper el cascaron, el gusanito la crisálida, tú tienes que hacerlo.

Esto es tarea de nuestro interior. Ninguna lógica, ninguna religión, ningún método nos puede ayudar.

Mira hijo ese vacío, forma un remolino en aspirar, para que subas y ese es la Merkaváh interior tuya.

Mira mi hermano, tu problema es el miedo, indecisión y dependencias de otros y del que dirán.

Quieres que alguien te construya un puente para pasar sin dificultades, sin tener que pasar riesgos, fracasos, descalabros, los riesgos son fases del proceso, no hay alternativas.

Bueno, tienes que dejar el miedo y aprender a volar, solo así se pasa.

¿ME PREGUNTAS, COMO SE VUELA?

No hay cómos, no pierdas tu tiempo, ni me hagas perder el mío. Están habituados a los cómos, ese es un vicio, no me preguntes, nunca me preguntes esto, no me hagas perder el tiempo repito, es algo que tienes que figurarlo tú mismo. La Torah solo te ayuda a darte la Luz para que tú lo hagas.

La vida tiene programado todos los procesos, y estos procesos están en tu interior y son detectables.

Las letras solo se complementan ti y ellas se complementan de una manera diferente en cada ser, en cada individuo.

El vacío no es vacío es un Merkaváh.

Bendiciones.

Se aprende aprendiendo
Y aprendiendo se aprende
Toda una vida conociendo
Aunque mucho no se entiende.

Pero la vida nos muestra
Lo que no conocíamos
Enseñados por tal maestra
Sino todos pereceríamos.

Maestra de la experiencia
Que nos lleva a las cumbres
Conectando nuestra procedencia
Para que Él Todo nos alumbre.

Experiencia.

¿Porqué un día se va?
Es porque otro viene
No todo permanecerá
Lo estático no conviene.

Todo siempre regresa
Al punto original
Todo donde empieza
Allí va a terminar.

Pero no termina, nace
En una nueva germinación
Todo lo que la vida hace
Es un cambio de proyección.

La semilla de adentro  germina
Parecía que estaba muerta
Con  muchas cosas encima
Y su sobrevivencia muy incierta.

Pero broto con mucha fuerza
Pues nadie la puede detener
Todo lo que muere, empieza
Y al final va a reaparecer.

El fruto es lo importante
Es el propósito de ser
Tener muchos y abundante
Y que todos lo puedan tener.

Dr. Pedro Ortiz El Maestro Mensajero de Luz – Evrá.

1 de Octubre del 2013.

Mensajerodeluz.com