ETZ JAYIM – EL ÁRBOL DE LAS VIDAS

April 15, 2013

ETZ JAYIM

EL ÁRBOL DE LAS VIDAS

Cuando vemos el Árbol de las Vidas – Etz Jayím, primero veo mi interrelación con todo lo que existe en varios niveles, los niveles del universo – Almá y me veo a mi mismo, todo mi ser en relación Al Todo y mi Papel en Él y mi propio Yo, es decir mi mismidad, mi esencia.

Además puedo ver su expresión a través de nosotros, en todos los niveles del Universo en donde las vidas se proyectan en diferentes formas y maneras.

Cuando hablamos de PARDES, vemos que no se está refiriendo a un lugar, sino más bien a la revelación de la vida en todos los niveles.

Por ejemplo:

PESHAT

Se está refiriendo a la verdad que conocemos, que en si no es realidad, más bien son las cosas como las entendemos en este plano. Por eso están explicadas, no solo en palabras sino en símbolos y rituales.

REMEZ

Es cuando subimos a un nivel más elevado, podríamos decir, cómo se nos está tratando de explicar las cosas en niveles más avanzados, usando símbolos, figuras y a esto se le llama alegoría o parábolas – REMETZ, según la escritura, son hechos desde el comienzo de la expresión del Universo – Almá, por eso es muy difícil de entender las parábolas.

DERAS

Es cuando ya experimentamos, es pasar por las experiencias sobrenaturales, las cosas que empezamos a palpar y podemos ver, aunque muchas veces no las entendemos por estar en un nivel no conocido por nuestra cultura actual.

SOD

El  nivel superior, la misma matriz de todo y todo lo que existe y el conocimiento total ya experimentado, pero no recordado en todos los mundos y existencias infinitas, recordadas en una sola mente colectiva, podríamos decir la mente del Todo y de todo. Por eso se le llama incomprensible. Ain Sof.

De la misma manera es el Árbol de las Vidas Etz Jayím, así es el Árbol de las Vida cuando se refiere al individuo y de las vidas cuando se  refiere al Todo.

Verán que este tiene cuatro niveles a simple vista, tres columnas, dos lados y doce Sefirot o emanaciones de Luz.

Es ahí cuando podemos ver la interpretación PARDES en esos niveles, mejor dicho los cuatro niveles de experiencias, lo mismo que el Mishkan o Tabernáculo como lo hemos enseñado, se está refiriendo a nosotros, pero también al Gran Todo, ahí están los verdaderos secretos y la verdadera explicación de nuestra vida y el papel que jugamos en ella.

Solo en el último nivel podemos entender las cosas como son, desde la vida más diminuta, hasta lo más ingente.

El Árbol de las Vidas – Etz Jayim de ese último nivel es de donde nos ha llegado la Toráh y solo en ese nivel se puede comprender, pues su cultura – Kol Toráh y su lenguaje sin palabras se entiende sin palabras, solo por conexión con ese Gran Todo, y mirándolo desde ese punto de vista, esto es En Sof.

Ahora cuando llego al Árbol de las Vidas – Etz Jayím, lo puedo entender desde mi propia experiencia, entrando dentro de mí mismo a los diferentes niveles de mi vida, pues como el Árbol de la Vida estoy conectado a cada nivel en El Árbol de las Vidas – Etz Jayím.

En cada nivel es una diferente cultura, diferentes mundos, universos con diferentes maneras de comunicarnos, y como verán en cada nivel o dimensión, hay una expresión de Luz diferente, por eso vemos tantas palabras diferentes.

Cuando hablemos de Israel, veamos su expresión en nuestro nivel, por eso su lenguaje difiere de los Hebreos Maestros de Luz de los demás niveles.

Lo más difícil de explicar, que solo en el orden Sacerdotal de Melquisedec- Malqi Tzedeq, se puede entender, pues fue el orden de los niveles superiores como Maestros de Luz, vinieron a poner el fundamento del conocimiento del Árbol de las Vidas – Etz Jayím en el Árbol de la vida. Podríamos decir que el Árbol de la Vida tiene sus raíces en el Árbol de las Vidas – Etz Jayím.

Niveles como Jerusalén – Yerushalaim, El Padre- Av, La Shejinah, El Hijo – Ben,  Ruaj, Kise HaQodesh, En Sof, Ain Sof, Exnihilo,  Tzimtzum, Tzevaam, Toledot  y muchas palabras más que en si no entendemos su verdadero significado y hay que prenderlas a situar, se armará el rompecabezas del Árbol de las Vidas – Etz Jayím y el Árbol de la vida.

Estas son palabras claves para entender y asimilar la Toráh, son estómagos espirituales para poder asimilar y desechar lo que no es Kosher como alimento.

Vemos tres columnas en este árbol, en que la vida se balancea en la Paz – Shalom columna central, y están balanceadas las expresiones o Sefirot.

El balance mismo, del amor  y la vida – Ahaváh Jayím, y el contraste de la Luz y las tinieblas, esto lo conozco como la Ley del Kadam.

Solo arriba puedo ver la Sefiráh invisible ya visible Ratzon el propósito de Todo Y el Gran Todo, que el Rav Shaúl le llamo el Propósito Eterno.

Es vital entender mi propósito en el primer nivel, quien soy, que hago acá, en donde están mis raíces, a quien represento y esto hay que digerirlo.

El segundo nivel, mi conexión con todo lo que existe en la armonía de mi ser, con todo lo que tiene vida en este Gran Árbol Universal- Ylané Almá, El Árbol de las Vidas – Etz Jayím, cual es mi conexión y cuáles son los frutos que se esperan de mi y esto también tiene que digerirse.

En el nivel crucial de asimilación, de desechar lo que es desperdicio y nutriente, es el que me va a llevar al nivel superior y último. Poder entender las raíces de la Luz – Or, El amor – Ahaváh, la Sabiduría – Jojmah y el verdadero Entendimiento, para que sea asimilado en todo el ser.

Entonces veré el propósito de todo y podre ser como dijo Shaúl, “Alabanza de su Gloria” Mas bien Su Expresión Total, en cada campo en donde me proyecto.

ENTONCES PODRE ENTENDER, “NOS BENDIJO CON TODA BENDICIÓN”, “TODO AYUDA A BIEN LOS QUE ENTIENDEN SU PROPÓSITO O RATZÓN.

Cuando hacemos que cada lado esta balanceado, Keter con Ratzón, Jojmah con Binah, Jesed con Guevura, Netzaj con Hod y Yesod con Maljut, entonces en ese balance de la verdadera paz – Shalom  entenderemos a Ratzón.

“Nadie sabe lo que está en el hombre, sino su espíritu que está en él” dijo Shaúl, ahí está la esencia de Israel, del Hebreo, la Toráh, de lo malo y lo bueno, el Misterio de la Vida, de la muerte, encarnación, reencarnación, transmigración, coronación, el Misterio de Él y mi misterio “Yo – Anoji”.

Dr. Pedro R. Ortiz El Maestro Mensajero de Luz.

15 de Abril del 2013.

Para más información Visite mi página Mensajero de Luz O.C.