La Fe, Emunáh

July 17, 2012

La Fe, Emunáh.

Deuteronomio -Devarim – 32:4.
(HaTzur Tamim Paalo Ki Jol Derajaiv Mishpat El Emunáh VeEin Avel Tzadiq VeYashar Hu )
Él es la Roca, cuya obra es perfecta,  Porque todos sus caminos son rectitud; Elohim de verdad, y sin ninguna iniquidad en Él;  Es justo y recto.

Él es HaTzur, La Roca Perfecta, Emunáh y Emet, no se puede traducir fe. Pues es la Roca Eterna (HaTzur LeOlam). Todo lo real y cierto al mismo tiempo, Yahshuah lo enseña como la edificación de la casa en la roca y en la arena (Shua roca – Jala arena – Arameo). Arena – Jala – es verdad fraccionada, y esto no tiene firmeza. Solo La Roca – HaTzur –  es todo lo verdadero y total en un solo lugar.

Emunáh y Emet, son palabras intercambiables, y vienen de Arquitectura, Proverbios – Mishlei – 8:30. (VaEhyeh Etzelo Amon VaEhyeh Shaashuim Yom Yom Mesajeqet Lefanaiv BeJol Et).

Con él estaba yo ordenándolo todo,  y era su delicia de día en día,  teniendo regocijo delante de Él en todo tiempo.

Nos enseñan a cómo diseñar las cosas y hacerlas conforme a los planos trazados.

Muchos piensan que fe – Emunáh – es creer, pero esta creencia tiene que ser basada en una realidad conocida, y aún más como saber hacer las cosas, la raíz principal es Emunáh.

Yo he podido pasar por situaciones muy difíciles, por la razón que se me ha trazado el camino de ante mano, y he sabido como llegar al fin, lo importante es el principio y el fin, lo del medio es lo más difícil pero te hará bien si sabes como es el fin.

Cuando veo un juego de Béisbol me pongo nervioso, pero cunado veo un partido, que ya se quien ha ganado lo disfruto totalmente.

Primero tenemos que andar en su voluntad perfecta, que es no hacer lo que quiero, sino lo que se me ha trazado a hacer.

Cuando El Bendito Sea – HaQadosh Baruj Hu – llamó a Abraham (Avraham) le dijo que lo llevaría a una tierra prometida, (Ara Hay DeEtmalkat – Arameo) y que lo iba a hacer de bendición, lo saco afuera de este nivel y le mostro los universos – Olamot -. Si no vemos algo mejor que lo que tenemos no vale la pena dejarlo.

También a Moshe lo llevo al Har Qodesh el monte santo y le indico el Templo, donde se hacen los cuerpos Moronciales, o glorificados es decir el Templo de arriba.

Entonces recibió las instrucciones específicas de como hacer el Mishkan.

Ahora estamos en una carrera incierta estamos llenos de problemas, no hemos visto las cosas que pensábamos ver, como en el caso de muchos que han sido traicionados y estafados.

La pregunta es ¿qué hacer? ¿Para dónde ir? Es un camino de fe, el cual he experimentado en toda mi trayectoria.

No es cambiar de religión o de programas, no es aprender otras maneras u otros términos, es conocer nuestras raíces.

Hay dos palabras hebreas para Camino Derej, y Netivot, este último empieza en la raíz y termina en el fruto.

¿Cuáles son nuestras raíces?: El Árbol de la Vida – Etz HaJayim -, ¿Qué es el árbol de la vida? Nuestra estirpe, nuestra familia, que sus raíces están en el Ain Sof, en el Exnihilo, Allí está nuestra vida y nuestra naturaleza, cultura, que tiene un pensar con una mente desprovista de lo bueno y malo. Solo Emunáh lo verdadero, una mente con Amor – Ahaváh – , Shalom, Vida – Jayim – y Armonía – Tiferet -. Saber como son las cosas, nada es para mí, más bien para todos.

Esta cultura no se conoce acá, Aquí solo se conoce la religión lo cual es la adaptación, de las cosas divinas a nuestro pensar, y experiencias, en realidad están muy distante, a lo que es la realidad.

Es difícil proyectarse sin tiempo y sin espacio, sin necesidad sin deseos, cuando hay una unidad  Ejad.

Estamos acostumbrados a lo mío, a lo propio, en mundo de sospechas, engaños, de miedo, entonces todo es parcializado, politizado, todo es diplomático, hipócrita.

Por eso, se construyó la ciudad de Enoc – Janoj -, la Torre de Babel, Babilonia. Y tantos templos cuando El Bendito sea – HaQadosh Baruj Hu – ha dicho que el no habita en templos hechos por manos. Esto es producto de edificación en la arena y no en la Roca (Shua roca – Jala arena – Arameo).

Por eso se creó una adoración ritual, con paga, para no emplear el Rega, Gilgúl, y aún el Tikún.

Se le quito la libertad de espíritu y se le trazó, lo que debían hacer, se les puso límites y los imposibles.

El hombre (Adam) es una maquina maravillosa que se compone de Aura, Guf, Ruaj HaGuf, Nefesh, Ruaj, Neshema, Merkava, e Ibur.

Yahshuah hablo del nuevo nacer una etapa que termina, y al terminar se abre una matriz, y nace algo desconocido, balanceado que conoce los 28 tiempos es decir cuando se hacen las cosas y cuando no se tienen que hacer.

Se nos enseñó la Rueda de la vida que cuelga (Galgal – rueda), del cordón de plata, y lleva el cántaro a Kavanah.

Y esta experiencia se concatena en Kavanah, Devekud, y Tikún.

Esa es la única manera que podemos tomar la vida por la agarradera, sino hay una ruptura, y hay un reciclaje, y esto no es un castigo más bien es un nuevo comienzo o un nuevo nacer por medio del Rega. (Mal llamado gracia) y las consecuencias llamadas Karmas.

Es necesario elevarnos y la mejor manera es hacerlo internamente, donde están los cuerpos de luz con los pensamientos correctos, y memoria instantánea, la cultura de Toráh. Instrucción, manual, guía, mapa.

¿Cómo podremos decidir entonces? Buscamos patrones experimentales, los cuales han sido negativos, en muchos aspectos, pero hay muchos patrones también positivos, lecciones aprendidas. ¿Dónde? ¿En esta vida solamente? No, Allí dentro están los archivos Akasicos, de las distintas vidas, experimentales, y aún más en diferentes planos, proyecciones, dimensiones, y frecuencias.

Hay muchos universos (Olamot), muy variados donde la vida se manifiesta, en distintos elementos, tanto como el fuego, aire, agua, tierra, (Esh- Avir – Mayim – Eretz) o en infinitos mundos, tan pequeños o tan grande que nuestra mente no puede concebir, ni nuestros ojos mirar.

Por eso estamos capacitados con un dispositivo interno, Llamado Jojmáh y Bináh, Que solo sabe y entiende.

Tú tienes un plexo solar llamado Tiféret, allí están los conjuntos de todas las cosas y sus armonías que están conectadas con el Todo o Ejad.

Esa energía se desplaza por todas las Sefirot del Árbol de la Vida – Etz HaJaim – a velocidad instantánea que las lleva a todo el universo (Olamot) y a tu ser, esto se hace no por la mente o la vista, esta comprensión esta en tu Ibur, tu verdadero ser interno.

Cuando tu llegas a este plano te puedes desplazar en todo, ya no desconocido, sino más bien recorriendo de nuevo un camino que ya has andado en el Gilgúl de la vida.

Entonces tenemos que definir la fe (Emunáh) diferente a nuestros diccionarios, pues en el mundo espiritual (Olam HaRujaní) no hay palabras debido que las palabras se deben al lenguaje, que es sonido, este no es capaz de describir las cosas como son.

Nuestro diccionario la define más bien como la recolección de todas las experiencias vividas al mismo tiempo, y esto no se puede comprender, y solo el saber las clasifica, y las ordena, en un entendimiento eterno, y los reconoce instantáneamente, lo transmite, a la mente del Ibur, y esta mente es totalmente perfecta por estar unida a la mente del Eterno y recuerda y sabe todo en un instante.

Esto hace que las cosas se dibujen, en el momento en un instante visual, y se entienda, que todo está en el mismo lugar simultáneamente, solo que la mente no los puede clasificar ni los ojos verlo.

Entonces Fe (Emunáh) es ver y tener todo simultáneamente en un Ejad.

Shalom

Dr. Pedro Ortiz, Mensajerodeluzoc.com. Julio, 16,2012.