LA PRISIÓN DEL CUERPO Y NUESTRA LIBERACIÓN INTERNA

April 15, 2013

LA PRISIÓN DEL CUERPO Y NUESTRA LIBERACIÓN INTERNA

 

La realidad es que somos seres ingentes e ilimitados y nuestra visión se puede extender a los diferentes universos – Almá.

Al encarnar este cuerpo, fue por la necesidad de expresarse en esta esfera lenta, de poca vibración, por estar en un proceso de desarrollo.

Estamos como comprimidos en esencia dentro de un envase muy pequeño y no nos sentimos bien, más bien estamos aprisionados. Dawid dijo: “Saca mi alma de la cárcel” El Rav Shaúl dijo: “Nuestro espíritu gime”

Sentimos varias sensaciones que no podemos explicar y hay un hambre en nosotros de ver, de sentir, de poder experimentar las cosas espirituales, de saber la realidad de las cosas y algo nos reclama saber.

El problema es que cuando vemos estas cosas ¿Cómo las entendemos o asimilamos?

Este fue el caso del Navi Ezequiel – Yejezqel junto al rio, se abrieron las puertas del Jashmal la puerta de fuego y vio la Merkaváh y las cosas como son exteriormente e interiormente no las pudo asimilar, y aun ha quedado por miles de años plasmada en los escritos y muy pocos la entienden.

Aquí vemos un Adám en tercera dimensión, religioso y de rodillas, clamando por misericordia, pero al entrar por la puerta de luz del Jashmal, vio como un fuego refulgente, allá adentro de sí mismo, y al entrar a la cuarta dimensión cambio el panorama, de lo limitado a lo ilimitado, de lo común a lo sobrenatural, de la lentitud a la velocidad, del tiempo a fuera del tiempo, de la visión corta a lo ilimitado, se vio fuera del cuerpo y pudo ver la rueda de la vida GALGAL, el cántaro, el envase, la cadena de plata, el cuenco de oro, el pozo y la rotura del cántaro como lo vio Shlomo en Kohelet.

El tiempo y la expansión fuera del tiempo y el poder estar en todo lugar en vez de uno a velocidad relampagueante, al ver el mundo en cuarta dimensión y verse en el trono – Kise HaQodesh y saber que Él era El Bendito Sea – Q!udsho Berij Hu en esa conexión espiritual,  pudo entender sin palabras y entender en realidad quien era y cuál era su misión.

Se vio en otra dimensión, la cuarta, a las demás sin límites, cuando entras a la cuarta dimensión no lo tienes todo y te comparas como Ezequiel – Yejezqel, pero al estar en ella ves quien eres y te entiendes y ves que no hay límites en ti y comprendes el porqué estas acá.

En Daniel Capitulo 10 vimos también un caso análogo junto al rio, también un hombre religioso sobre las rodillas y sacrificio, pensando que eso le ayudaría, hasta que se abrió la cuarta dimensión, y pudo entrar a la visión interna y se le mandó a ponerse de pie, lo mismo que a Ezequiel – Yejezqel y pudo verse en si mismo fuera de su cuerpo, dentro de su ser, entonces vio y entendió el futuro.

Daniel capítulo 7, nos habla del encuentro con el Atiq Yomim, el rio de fuego, el camino o Netivot del Anciano de días Atiq Yomim, el Metatrón en nombre del Bendito Sea – Qudsho Berij Hu y su tarea como el Nuevo Adám en el Olam Haba o el mundo venidero.

Revelaciones Sefer Tikún capítulo 12, nos da una figura más detallada de como será este proceso, es la lucha contigo mismo, contra la mentira y el engaño.

Ir en contra del sistema establecido por muchos, que son arrastrados por la cola de las falsas enseñanzas religiosas, morales, culturales y políticas. El dolor de la transformación metamorfosea, hasta que salga el verdadero Adám en Ti, en el interior que es el único que puede reinar y estar sobre todo ese engaño, toma el trono de ti mismo en cuarta dimensión – Kise HaQodesh.

Así podrás ver que aquellos que no han pasado esa transformación, sufrirán persecución, pero como la mano divina trabaja haciendo que el proceso negativo no funcione, y verán como son sustentados sus hijos por la mano del milagro de su predestinación. Eso no se cambiara pues está en la ley de la vida.

En Apocalipsis – Sefer Tikún en los capítulos 4 y 5, vemos repetirse la misma experiencia cuando Juan – Yohanan entra a la cuarta dimensión por la puerta de luz, y ve lo mismo que vio Ezequiel – Yejezqel dentro de sí mismo, pues dice que estaba en espíritu. Allí pudo ver cómo trabaja el Mishkan en el Qodesh HaQodashim, copia exacta de sí mismo en la cuarta dimensión, pero allí hay algo muy importante que tenemos que notar.

“LO QUE HABLAMOS TIENE QUE SER PRODUCTO DE LAS EXPERIENCIAS ESPIRITUALES ASIMILADAS EN LOS VARIOS PROCESOS DE LO MATERIAL, ALMÁTICA Y ESPIRITUAL”.

Acuérdense, no es lo que entra a la boca lo que contamina o es inmundo, es lo que sale sin haberse digerido propiamente. Eso quiso decir, “No con solo el Pan vivirá el hombre, sino lo que sale de la boca, digerido propiamente”, pues la boca de Él somos nosotros.

No es algo aprendido o leído, es vivido como es, experimentado como es y con la mente de la cuarta dimensión hasta lo infinito del Entendimiento Superior – Moja Eliona Raba.

Les voy a dar un ejemplo: En Maljút vemos las cosas como acá, en Yesod vemos las cosas colectivas, en Tefiret vemos las cosas en armonía y el porqué de todo lo que nos sucede desde el campo universal y entonces la visión será total y perfecta, en Daat podemos aprender a separar las cosas, como en los cuatro estómagos de la vaca que referimos en la clase anterior del rumen al reticucolo, omaso al abomaso y allí se separa lo nutriente del desperdicio. No me explico, porque los Rabinos no aceptan estas Sefirot, por eso hay muchos problemas en entender la Toráh.

En Keter vemos nuestro ser en el Trono – Kise HaQodesh, ahí podemos ver como somos y quiénes somos y para que vivimos, y la vida en la realidad de nuestra verdadera esencia.

SOMOS SERES ELEVADOS MENSAJEROS DE LUZ HEBREOS – EVRA.

Al Llegar a Ratzón, entonces podemos ver el propósito de la vida en toda su amplitud y allí podemos ver que todo lo que pasa es un designio maravilloso, allí podemos ver las cosas desde un todo y el beneficio de todo y de todos.

Allí no existe ni el mal ni el bien, ni negativo y positivo, allí vemos el Amor, La Vida, La Luz y La verdad conjugados en la Paz (Ahaváh- Jayím – Or – Emet – Shalom).

La hermosura total nuestra, que es la expresión de Él en nosotros, en ese ser, quienes en realidad somos en todo el fulgor de nuestro propósito.

Hoy te digo ponte en pie, sal de la religión y sus ataduras y ponte sobre tus pies y camina, así como Yahshuah dijo, cuando Lázaro resucito, Desatadle y dejadle libre.

Dr. Pedro R. Ortiz, El Maestro De Luz,

14 de Abril del 2013.

 Para más información Mira mi página.

Mensajerodeluz.com