LA TORAH ORAITA ES SOD

September 17, 2014

LA TORAH ORAITA ES SOD

Debemos recordar que tanto a Moshe como a Yohanan, se les mando a subir a los mundos superiores.

El engaño ha sido que no se puede subir y hay que entenderla abajo, Pablo también subió y yo he subido y todos coincidimos que no se puede explicar acá en palabras, pues no hay palabras para poder explicar lo que se experimenta.

Pero si se puede subir, todos tenemos esa capacidad, lo que sucede es que no lo hemos intentado, pues la religión nos dice que es malo.

La Toráh es Eterna. Salmos – Tehilim 119:89

La Toráh es el principio de todo lo que se ha vivido, existe y es Él en todo, como principio  y el fin de todo. Es  Luz Sod de arriba, luz inexplicable.

Juan – Yohanan 1:1 habla de la expresión de luz en los diferentes niveles. Esa luz de Arriba – Or Leila y no se puede captar acá abajo en su plenitud, pues estos niveles son muy sólidos, lentos y la vibración muy poca.

Salmos – Tehilim 119:96. Toda perfección tiene fin.

Pues no hay perfección estática,   pues es dinámica hasta lo infinito, pues todo aumenta infinitamente, no hay nada que no cambie incesantemente y por siempre. Ese es el principio de la vida.

Este es uno de los problemas de entender Toráh, es que se ha  creído que son letras estáticas y no es así, es vida dinámica siempre a la infinita perfección.

Si nos quedamos con una mentalidad estática morimos al conocimiento, como  la Teología y religión han muerto a la verdad.

Toráh no es una religión, ni aun un lenguaje, es experiencias traídas en aparición y comunicación celestial de los mundos superiores a estos mundos, como adelanto y preparación para nuestra partida a ellos.

El problema es que ahí no se  queda, sino sigue su curso, los que se quedaron fueron los  religiosos y esta es la razón que el huerto del conocimiento se ha secado y no ha dado fruto, pues la Toráh es el Río de vida que fluye constante en un caudal incesante, que hace crecer y florecer la vida y la conciencia de luz.

Deuteronomio – Devarím 33:1-4

Veamos……

Esta es la bendición con la cual bendijo Moisés varón de Dios a los hijos de Israel, antes que muriese. Dijo: Yahweh vino de Sinaí, Y de Seir les esclareció; Resplandeció desde el monte de Parán, Y vino de entre diez millares de santos – Qedushim, Con la Toráh de fuego a su mano derecha. Aun amó a su pueblo; Todos los consagrados a él estaban en su mano; Por tanto, ellos siguieron en tus pasos, Recibiendo dirección de ti, Cuando Moisés – Moshe nos ordenó una ley, Como heredad a la congregación de Jacob – Yaaqov.

Deuteronomio – Devarim 33:1-4

Y vi en la mano derecha del que estaba sentado en el trono un libro escrito por dentro y por fuera, sellado con siete sellos. Y vi a un ángel fuerte que pregonaba a gran voz: ¿Quién es digno de abrir el libro y desatar sus sellos? Y ninguno, ni en el cielo ni en la tierra ni debajo de la tierra, podía abrir el libro, ni aun mirarlo.

Apocalipsis – Sefer Tikún 5:1-3

Y lloraba yo mucho, porque no se había hallado a ninguno digno de abrir el libro, ni de leerlo, ni de mirarlo. Y uno de los ancianos me dijo: No llores. He aquí que el León de la tribu de Judá, la raíz de David, ha vencido para abrir el libro y desatar sus siete sellos. Y miré, y vi que en medio del trono y de los cuatro seres vivientes, y en medio de los ancianos, estaba en pie un Cordero como inmolado, que tenía siete cuernos, y siete ojos, los cuales son los siete espíritus de Dios enviados por toda la tierra. Y vino, y tomó el libro de la mano derecha del que estaba sentado en el trono. Y cuando hubo tomado el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero; todos tenían arpas, y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos; y cantaban un nuevo cántico, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación; y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra. Y miré, y oí la voz de muchos ángeles alrededor del trono, y de los seres vivientes, y de los ancianos; y su número era millones de millones, que decían a gran voz: El Cordero que fue inmolado es digno de tomar el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la honra, la gloria y la alabanza. Y a todo lo creado que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oí decir: Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos. Los cuatro seres vivientes decían: Amén; y los veinticuatro ancianos se postraron sobre sus rostros y adoraron al que vive por los siglos de los siglos.

Apocalipsis 5:4-14

Estos dos pasajes, uno la Berajot de Moshe y el otro la visión de Juan – Yohanan nos enseñan que la Toráh actual son códigos y seres que solo con el despertar de luz en la conciencia, se pueden ver y aun escuchar y intercambiar vivencias.

Y para esto hay que ascender por la escalera interna de la luz interna que tenemos.
Es el despertar de la luz mesiánica, interna en la conciencia cristica que se descifraran los sellos o códigos de la Toráh, pues acá no hay nadie que tenga esa mentalidad, sino mas bien la vivencia de los Ivrá que han vencido las mentiras de los Anunakis de acá.

Aquí esta hablando de la manifestación de la realidad mesiánica, allí tradujeron digno y creo que debe traducirse  capaz  en vez de digno, pues el que no tiene luz no ve aunque lo éste mirando y no tiene capacidad de abrir los misterios pues para él se convierte en un laberinto.

¿A qué mentalidad me estoy refiriendo?

La mentalidad es sin letras ni lenguaje, VIVENCIA TOTAL.

El problema fue al ponerlo en palabras, no existen acá la referencia ni las palabras para describirlas. Y segundo lugar, hay  una mentalidad que crearon los caídos haciendo creer que este es  en un mundo basado en la superioridad de los fuertes, el abuso a los débiles y que solo unos pocos haciéndose dioses tienen derecho a pensar y ser dueños y los demás no tienen derecho, sino a hacer lo que le digan y pensar lo que se les enseñe.

Esos son los Klipot y lentes actuales por donde se mira  y se entienden las cosas acá.

Por eso se hicieron Midrash, es decir hacerlas historias para se entendiera en el modo estático e ignorante de hoy.

Por eso se contamino y se interpretó de acuerdo a los intereses de los dioses Tajtoná o caídos.

Esa es la razón que la Toráh parece un libro lleno de sangre, genocidios de injusticias y abusos y no es así solo en el pensar Anunaki pues así lo parece.

La tierra prometida.

Po ejemplo.

Cuando Jehová tu Dios te haya introducido en la tierra que juró a tus padres Abraham, Isaac y Jacob que te daría, en ciudades grandes y buenas que tú no edificaste, y casas llenas de todo bien, que tú no llenaste, y cisternas cavadas que tú no cavaste, viñas y olivares que no plantaste, y luego que comas y te sacies,

Deuteronomio – Devarim 6:10-11

Tierra que no plantaste, casas que no edificaste. Bendiciones y que alimentaras en abundancia.

Está hablando de lo eterno de los mundos de arriba. Como por ejemplo, este pasaje también.

Porque Jehová tu Dios te introduce en la buena tierra, tierra de arroyos, de aguas, de fuentes y de manantiales, que brotan en vegas y montes; tierra de trigo y cebada, de vides, higueras y granados; tierra de olivos, de aceite y de miel; tierra en la cual no comerás el pan con escasez, ni te faltará nada en ella; tierra cuyas piedras son hierro, y de cuyos montes sacarás cobre. Y comerás y te saciarás, y bendecirás a Jehová tu Dios por la buena tierra que te habrá dado.

Deuteronomio 8:7-10

Esto como se lee  parece horrible parece una mentalidad muy Anunaki que piensa: Voy a tener lo que quiero arrebatándoselo al que lo tiene y no importan los medios y eliminando al enemigo caiga quien caiga, ese es su pensar y aun  tomándolo por la fuerza, violencia, matando en una guerra sangrienta sin importar el genocidio.

Esto no es TORAH.

Todo tiene una explicación, de acuerdo a la luz del amor que rige la Toráh, por eso hay que buscarla.

En los mundos de arriba hay abundancia e igualdad. Acá no encontramos esta bendición. Por eso lo heredamos todo,  pues siempre existe para todos sin que se tenga que hacer, nada pues siempre ha existido para nuestro beneficio. Esto es nivel Sod, si lo aplico a este nivel acá es genocidio.

Entonces hay dos Toráh en nosotros, como dos naturalezas y eso es la explicación de tenerlas, la que entendemos es falsa y  la que es real que es difícil de entender acá. Es decir si lo aplicamos al entendimiento de acá o al nivel de la luz.

Hay que subir al nivel de la luz y solo así se puede mirar las cosas como son, que son las invisibles en este nivel.

“No mirando las cosas que se ven sino las que no se ven, todo lo que ves es temporal pero lo invisible es eterno”. Así dice la escritura.

No es que yo no crea en la Toráh es como la veo. Yo no puedo aceptar genocidios, discriminación, despojar a los pueblos matar a sus niños, interferir en su conciencia, ni pensar que soy mejor que otros. Ni castigar a las gentes porque no obedezcan, ni imponer les mandamientos y estatutos que los lleven a maldición. No creo en un Dios asesino y torturador, que hay que rendirle lisonjas.

La Torah en mi me dice que no es así y así lo creo.

Pues esta en la línea de la vida el amor y la luz.

Yo he estados en los mundos superiores y una Toráh así es inaceptable allá. Y si vino de allá no puede ser diferente, por eso hay que ponerse otros lentes y mirar en sí que es lo que dice y aun cuanto Anunaki y cuanto infiltraron en la Toráh.

Por eso Jeremías – Yermiyahu 8:8 nos habla de la pluma mentirosa o el cincel mentiroso de los escribas.

Y Yahsuah nos enseñó que TODA LA TORAH SE RESUME EN AHAVÁH EL AMOR. Y 1 De Corintios 13 lo corrobora.

LA TORAH ORAITA

La Toráh es tan brillante y bella
Que me lleva por los cielos
Y su luz traspasa las estrellas
Y nos quita ceguera y  velos.

La Toráh me da inspiración
Y me ensena todo misterio
Me libra de credos y religión
Y no con teología y criterio

Acá no se ha entendido
Su lenguaje y su pureza
Por haberse escondido
Y perdido su belleza.

Es el lenguaje del alumbrar
Sin palabras solo vivencias
Con ella vas a acumular
Los tesoros de experiencias.

No es cuestión de lucubrar
Es despertar de tu conciencia
A lo superior te va a conectar
Y a otro mundo de experiencia.

DR. PEDRO R.ORTIZ. EL MAESTRO.

Y el Maestro Eliyahu Kjanokj

Mensajeros de Luz – Ivrá

11 de Septiembre del 2014

Traducciones por Eliyahu Kjanokj

LEA NUESTRA PÁGINA…….. Mensajerodeluz.com