LA TORÁH VIVA – VERDADERA

November 12, 2013

LA TORÁH VIVA, VERDADERA,  EL CENTRO DE TODO, LA MATRIZ DE YAHWEH EL RATZÓN

En el escrito pasado dimos esta primera parte y la citaremos de nuevo, para que veamos que es Tora y como se manifiesta y como se lee, y hasta donde alcanza.

Se nos da una buena explicación de esto por  en los siguientes párrafos.
La materia no es materia en si pues está constituida por ondas de energías radiantes procedentes del Centro de todo que conocemos como El Padre, manifestándose en un determinado nivel, en nuestro caso tridimensional produciendo la existencia en el dominio de expresión conocido por nosotros como físico.

La materia está compuesta de diferentes ondas de energía electromagnéticas, en el ámbito de la tercera dimensión, y adopta la forma física de seres, de planetas, estrellas, o galaxias, y estas existen dentro de una matriz energética mayor, multidimensional o red de conciencia.

Bueno, entonces estamos de acuerdo que lo material como espiritual son energías o Zera corrientes de luz, venidas de nuestros padres de las estirpes de nuestra familia Cósmica.

La materia está compuesta de diferentes ondas de energía electromagnéticas en el ámbito de la tercera dimensión, en nuestro caso en nuestro ambiente adoptando  la forma física de seres, de planetas, estrellas, o galaxias.

Podemos añadir que las formas se proyectan de acuerdo a las dimensiones y en ellas toman la forma de acuerdo al efecto de las energías electromagnéticas, y así proyectan  la forma de acuerdo a al nivel que se perciben.

Por ejemplo; los seres de la cuarta dimensión no son iguales que los de tercera dimensión. Pues las ondas electromagnéticas vibran diferentes y por lo tanto su proyección es distinta.

Los seres más avanzados existen dentro de una matriz energética mayor y  multidimensional, esto produce una red de conciencia más avanzada con un panorama de visión y comprensión mayor, por encontrarse en vibraciones que quita los límites y tienen una mente diferente conectada a este nivel de conciencia multidimensional, pues irradia más Luz de las energías radiantes.

Ya en ese nivel no hay lenguaje, ni pensamientos como acá, ya están conectados por el Luv o cordón umbilical, al centro de energía Cósmica, en este caso nuestro Padre, de los Padres de las diferentes estirpes que se proyectan en ese nivel superior.
Por eso la razón la cultura cambia, las vivencias, las formas, tanto de alimentos, procreación, moral, transportación  y demás.

Entonces la comunicación varía de acuerdo al entorno.
No crean que hay pocas formas de comunicación, son infinitas pues son de acuerdo a cómo se manifiesten y se expresen los seres en esa red de conciencia.
Por lo tanto creo que la Toráh varía de acuerdo al nivel que se proyecta, aunque creo es la misma por tener la energía absoluta de El Padre.
Pero veamos que una red de conciencia que lo abarca todo, no es lo mismo a una red multidimensional u otra dimensional.

Por eso es que la Toráh tiene también niveles diferentes de interpretaciones conocidas como el nivel PARDES.
Pues la mente de  tercera dimensión tiene un nivel conciencia menor que el de cuarta y las demás superiores.
Cuando el recuerdo es tan escaso, el conocimiento elemental nos llega por la Toráh elemental, es decir las instrucciones limitadas a nuestro ambiente. Si nos llega la Toráh en niveles superiores, es muy difícil entenderla, pues la interpretamos en nuestro nivel de conciencia actual, esto me sucedió y fue muy duro poder asimilar cosas que harían obsoletos todos los parámetros morales, mentales y espirituales que yo tenía.

Por ejemplo: En el Gan Edén hay cerca, en la nueva Jerusalén – Yerushalaim hay muros, pero es por que bajan a dimensiones inferiores y la red de conciencia es limitada. Pero en las superiores no hay cercas ni muros, pues están conectadas a la matriz de conciencia de los mundos superiores donde todo es infinito.

Necesitamos caminar y poder salir pues estamos atascados en el pantano religioso, este casi ha quitado la conexión con la red de conciencia espiritual, pues ha sustituido nuestra conciencia dictándonos lo que tenemos que hacer, manipulando nuestra mente y amenazándonos con un castigo cruel si dejamos de creer lo que nos han enseñado y buscamos una realidad más profunda nunca saldremos.

Miren la región, es un fracaso, está llena de gentes con esperanzas, pues se les ha dicho que hay que aceptar todo por la fe, pero miren esto ha causado que vivamos en un mundo lleno de pobreza, hambre, violencia, crímenes, desigualdad, abusos, envidias y rencores, esto es un desastre.

Soltemos, la religión y debemos atrevernos a buscar la realidad.

Primero – Nuestra realidad interna.

Segundo – Buscar la realidad del universo.

Tercero – Buscar la realidad, no en libros, más bien en tu experiencia, atreviéndote a experimentar realidades espirituales que existen y son hermosas que están a tu alcance, por tener la conexión por medio de tu plexo solar, con ese gran Padre, el centro de toda energía de donde procedemos todos los que existimos.

Llegamos a la conclusión cuando leímos en la Biblia esta aseveración.” Los cielos cuentan la Gloria de Dios y la expansión denuncia las obras de sus manos”

Luego cuando el Rav Shaúl dice que somos Toráh de Yahweh, sabidas y leídas por todos.

Esto arroja una luz tan radiante que puede cegar al ignorante, pero dar vista espiritual al que busca realidad, de todo.

Me atrevo a decir que no somos meros seres, somos la forma en que se comunica,  El Padre en los diferentes universos – Olamot, niveles y dimensiones, a través de esa fuente de Luz – Or e información de su centro mismo, su Ratzón o propósito llamado Toráh verdadera – Toráh Emitit.

Quiero decir que nuestra energías radiantes escriben letras vivas, radiantes y electromagnéticas, toman las formas como en un pergamino espiritual, que dan a entender lo negativo y positivo, por el desenlace de la proyección del vivir en su eterno Gilgúl. En un dar continuo, vueltas, revolveres de lo inferior a lo mayor, mejor, máximo y demás.

Y muchos seres leen ese vivir como Toráh práctica, escrita, no en letras muertas, sino en seres, planetas, soles, galaxias y Universos y podrán entender la expresión de su Ratzón.

No crean que la manera de leer son letras rígidas que se pueden cambiar. Más bien es un Gilgúl que va como un torbellino, de menor a mayor, y a medida que sube, ya el tiempo no cuenta el círculo, es mayor y mayor en ese eterno circulo electromagnético de luz, energías y vibraciones leídas por los grandes Seres, y los pequeños como, medianos,  advirtiendo su Toráh  vivida, y aun hablando de su esplendor, y grandeza en todo y su amor infinito, de cómo de lo más pequeño hasta lo mayor se puede perfeccionar en Él, en el curso de la vida.

No crean que Toráh es letra, es vida vivida, expresada manifestada, experimentada en diferentes formas, maneras y en  multifacéticas formas de lo que se manifiesta, en cada nivel de expresión infinita. Se ha escrito su palabra viva, pues el Rav Shaúl dice que es viva y eficaz. Esa palabra viva es un Gilgúl, desde lo más pequeño hasta lo más grande que llega a lo infinito a lo que no tiene y existen formas, lo absorbe todo,  lo atrae todo, lo transforma todo, a la formas más hermosas de expresión y a la demostración de la belleza, la hijez de la vida, digo así, pues la vida se manifiesta en hijos, y en el engendro del Padre a través de Padres, por su amor expresado en la luz Zera, que forma la expresión de su familia entre familias, Padres entre padres hijos entre hijos, y hermanos entre hermanos, en Estirpes que hablan en vivir y que demuestran y dan testimonio vívido, esa es la hermosura de su grandeza.

¿Quién puede ver esa grandeza estando en ella? No; Aún más llegando a ella y escalando la montaña de la sabiduría y su propósito Ratzón.

Entonces basado en esto podemos llegar a la conclusión que distamos  mucho de entender y de llegar a la comprensión de las cosas reales.

Y que va más allá de la religión, la espiritualidad y aun de lo místico.

Es la vida misma escribiéndose en capítulos universales, y comunicándose en verbos vivientes, los cuales son seres que hablan sólo con su existencia.

Entonces podríamos decir: Él es el centro de la Gran Toráh, por eso dice: “Para siempre permanece tu Toráh”. Su irradiación son los Universos, galaxias, sistemas solares, y nosotros. Siendo, estando, viviendo y así siendo vistos.

Shalom…….

Mira mi Toráh mi hijo
Mírala hijo en tu vivir
Tu eres todo lo que digo
Por medio de tu existir.

Yo soy Toráh es mi centro
Le llamamos Ratzón
Esto no es un cuento
Contado por religión.

Será un poco duro
Que  lo puedas asimilar
Los escritos son oscuros
Pero en tu vivir lo vas a mirar.

Hay valles y montañas
Que tienes que escalar
Hay dudas y telarañas
Que tienes que pasar.

No temas tu puedes
Tu energía es iluminación
Mira no te quedes
Atascado en religión.

Dr. Pedro Ortiz El Maestro Mensajero de Luz – Evrá.

11 de Setiembre 2013

Mensajerodeluz.com