LA VIDA EN SU PROCESO

July 19, 2013

LA VIDA EN SU PROCESO

El nacimiento pelea contra el no existir, pues así solo puede proyectarse el nacimiento de una nueva etapa en nuestro horizonte, se avecina un mundo diferente con la calma de Shalom – Paz pero con la alegría del triunfo, después de grandes dificultades, la alegría es para sepultar los malos recuerdos de fracasos y  frustraciones.

Las luchas se olvidan y el triunfo se disfruta en medio de un medio, que no recuerda violencia, sino más bien el derecho de ser lo que somos sencillamente, la programación en la vida lo hace posible.

Para un mundo bajo le llama prueba, luchas, injusticias, pero la realidad es el derecho de ser, estar y proyectarse.

Bueno, el problema es; quien es malo y quien es bueno en este nivel, malo es el que se descubre los malos actos y bueno es el que hace lo mismo y nadie lo sabe.

Por eso acá todo es relativo, pues la mayoría vive con un disfraz moral o religioso.

Por eso la vida está programada en sagrados códigos de vivir, y en ese vivir hacemos decisiones en cada momento y esos son oportunidades de dejar que la vida actué en el transcurso de nuestro andar.

No es asunto de ser bueno o malo, es asunto de un caminar, consiente, definido y con propósito, no es flotar a la deriva, es estar consiente de nuestro destino y función.

Somos una raza de razas, con el pedigrí de la realeza.

Como raza hemos hecho nuestro papel y hemos contribuido en el desarrollo del Árbol de las Vidas – Etz Jayim, y como la flor la certeza del fruto.

El pasado es lo que paso y es lo que fue y está en reparación, pues la programación está hecha hasta la perfección de lo que es y no de un pasado o un futuro, o el no-tiempo.

Es un presente que se tiene que proyectar en todo su nivel de perfección y totalidad.

Por eso la vida, es la esperanza de desarrollar la belleza interior hacia lo exterior.

Es un aflorar de la esperanza y la certeza para que existimos y vivimos. Para que ese aflorar se vea como frutos de abundancia.

Berajot, bendiciones, Parnasa, Shashuim – delicias, lo mejor lo óptimo, y Rehavot, abundancia, anchura, no limites, esto son los frutos.

No veamos la vida enterrada, luchando con la humedad, el sol y el aire, eso es parte del proceso, tiene que estar rodeada del aparente mal, pues esa es la forma que la hace brotar y al brotar tiene que competir con las espinas, y la mala hierba que le quiere quitar de su lugar con los depredadores, con los que la quieren pisotear o sencillamente comérsela, la vida no es un ejército que no se acaba, si no puede desarrollarse, una y miles, más salen del sueño y el anonimato.

Es un curso inevitable ir hacia adelante.

Su destino es éste: ” si el grano de trigo no cae a tierra y pasa la metamorfosis, no dará fruto”.

Esta es la enseñanza de Mashiaj, en otras palabras, cada vida tiene una porción de Él y ésta porción se expresa en miles de formas, maneras de posibilidades e imposibilidades.

Entonces, entendamos la vida en su totalidad y no en una o algunas etapas.

La vida sencillamente es total, miremos y entonces así no hay fracasos, sino procesos necesarios.

 

La felicidad está en entender

Los procesos de la vida

Tendrás que comprender

Tu dolor y tus heridas.

 

La vida en sus procesos

Nada ha sido secundario

Y verás en todo eso

Que todos fueron necesarios

En procesos necesarios.

En conclusión, la vida es Él mismo a través de nosotros, rompiendo terrenos, sembrándose, transformándose, para aflorar en las maravillas del aflorar de las bellezas y el crecer de los Universos – Olamot en toda la fuerza de su Ahaváh – amor para dar frutos de su abundancia en el cosechar de las oportunidades.

Dr. Pedro Ortiz, El Maestro Mensajero de Luz.

18 de Junio del 2013.

Mensajerodeluz.com