MI EXPERIENCIA

April 5, 2014

MI EXPERIENCIA

En esta poesía titulada mi experiencia con el maestro, trato de explicar en una poesía, pues así puedo buscar desde mi interior.

La pongo en la página basado en mi vivencia y corroborado por el libro de Kohelet (Cantar de los cantares).

“Lo que es, es lo que fue y lo que fue es lo que pasó”.

Sentado en un Jardín  como en el espacio y así me llevaba cada noche, y sentado en algo que parecía una banca de mármol transparente, bajo un árbol parecido al cerezo florecido en medio de un jardín resplandeciente. El maestro se sentaba a enseñarme, y ahora después de muchos años entendí, cabalmente esta experiencia.

La razón que me enseñaba con preguntas,  es que la vida es un Gilgúl, esta da vueltas por ser una sola y está rotando continuamente como una bola.

Está parte es la entrada al Templo Mikdash y Heijal, también el interior del Templo Mikdash y Heijal, las puertas del Templo Giraban (Gelilim) giraban en Gilgúl como una rueda o una bola en todas direcciones, porque es todo el lugar que abarca, de todo MiKol y adentro están los Serafím, los Árboles Ylané los Seres grandes de Luz, Timorím lo que se traduce palmeras, pero son los Seres que cubren y protegen. Esta es la experiencia del Gilgúl.

No hemos estado separados de la historia, de las vivencias y de los tiempos. Si queremos saber lo tenemos que buscar en la historia de nuestra experiencia, la cual está grabada en  nuestra conciencia y la misma está ligada a la conciencia universal.

Él me enseñó por cinco años cada noche, me llevaba. No entendí tantos misterios, hasta que los busque interiormente.

Palabras como Ain Sof, EnSof, Exnihilo, Avot, Attik, Jayot,  Malakim, estas palabras y muchas más que encontramos en la Toráh, no las podemos identificar en un idioma, puesto que son Seres, no son identificables en idiomas, más bien son parte del todo expresado en el Partzuf de una expresión grabada en un vivir del cual formamos parte.

MI APRENDIZAJE CON EL MAESTRO

Sentado en mármol transparente
Debajo de un árbol como cerezo
Entre flores en un jardín reluciente
En el aprendizaje fue mi empiezo.

El Maestro se sentaba a la derecha
Y con amor y paciencia enseñaba
Palabras abrían mi mente estrecha
En la quietud del Jardín me hablaba.

Con preguntas muy acertadas
Me llevaba a mi propia memoria
A las vivencias de vidas pasadas
Grabadas en mi propia historia.

Él enseña con recuerdo interior
Qué está grabado dentro de ti
No palabras, es la manera mejor
Vivencias encarnaciones y así.

No son palabras que interpretas
Son vivencias que has tenido
Es esa rueda que da vueltas
Y recuerdas lo que has vivido.

No has estado fuera de la historia
Aun de lo que está en la escritura
Ahí busca las en tu memoria.
Y veras que no es una locura.

En todos los tiempos y facetas
Aun los de Yahshuah estuviste
Y también de los Avot y profetas
Nunca te separas de lo que existe.

Enseñó multitudes engañadas
Pues  toda la vida es una sola
En tu conciencia está grabada
Y que da vueltas como una bola.

DR. PEDRO R. ORTIZ. EL MAESTRO.

MENSAJERO DE LUZ – IVRÁ.

5 de Abril del 2014

Mensajerodeluz.com.