NUESTRO ORIGEN

March 3, 2017

NUESTRO ORIGEN

Al enseñar me enfrento a un gran problema y este es de poderles explicar nuestro origen en palabras lo que es, Ivrá, Yakerá Oraita.

Esto es muy complicado pues esto es una experiencia que no se puede explicar con palabras ni aun se recuerda en la memoria sino más bien es una realidad eterna.

Puesto que las personas quieren recordar, y nuestro origen no tiene que ver con el recuerdo, porque el recuerdo tiene que ver con el tiempo y espacio, nuestro origen es un estado total de eternas vivencias que no se graban sino se viven continuamente.

Las gentes quieren recordar quieren saber, y así no podremos llegar a una conclusión satisfactoria, hay personas que persisten que se le explique y están como un carro atascado, que las ruedas dan vueltas, pero en vez de adelantar se atascan más.

Me preguntan ¿Cómo saber quiénes somos? ¿No entienden que lo están  siendo?.

Quien eres nunca lo vas a entender con la razón y mentalidad religiosa, pues en la religión no puede entender, pues son creencias integradas en la mente y estas están en un campo muy diferente, tales como el albedrio, tiempo y espacio, obligaciones, deberes y esclavitud y cosas como esas.

Hay que mirar la naturaleza y esta palabra es clave: Natural, naturalidad, eso es naturaleza, la naturaleza no pregunta, no habla como nosotros, no escoge, sencillamente es y hace su función que está integrada en sí misma.

Jueces – Shoftim 9: 7-15.

  1. Cuando se lo dijeron a Jotam, fue y se puso en la cumbre del monte de Gerizim, y alzando su voz clamó y les dijo: Oídme, varones de Siquem, y así os oiga Elohim.
  2. Fueron una vez los árboles a elegir rey sobre sí, y dijeron al olivo: Reina sobre nosotros. 9. Mas el olivo respondió: ¿He de dejar mi aceite, con el cual en mí
    se honra a Yahweh y a los hombres, para ir a ser grande sobre los
    árboles?
  3. Y dijeron los árboles a la higuera: Anda tú, reina sobre nosotros.
  4. Y respondió la higuera: ¿He de dejar mi dulzura y mi buen fruto, para ir a ser grande sobre los árboles?
  5. Dijeron luego los árboles a la vid: Pues ven tú, reina sobre nosotros.
  6. Y la vid les respondió: ¿He de dejar mi mosto, que alegra a Yahweh

y a los hombres, para ir a ser grande sobre los árboles?

  1. Dijeron entonces todos los árboles a la zarza: Anda tú, reina sobre nosotros.
    15. Y la zarza respondió a los árboles: Si en verdad me elegís por rey sobre vosotros, venid, abrigaos bajo de mi sombra; y si no, salga fuego de la zarza y devore a los cedros del Líbano.

Este es un ejemplo que la naturaleza que nos da y es una gran ilustración que  nos habla elocuentemente, que cuando tomamos nuestra naturaleza y  actuamos, debemos ser lo que somos y no pretender ser otra cosa.

La zarza no era nada pues estaba seca muerta pues es esa que el viento la lleva rodando por el desierto, por eso no tiene lugar fijo ni función solo rodar.

Eso es una buena ilustración para expresar el eterno Gilgúl de muchos que no tienen propósito y nunca lo encuentran. Por eso si necesitan ser algo pues no son nada.

Fíjate nuestra alegría es la suya, y la suya es la nuestra, pues no estamos separados, sino que Él funciona a través de la naturaleza en el dinamismo de la vida.

Eres parte de algo, del Gran Ejad de Un Todo Y ese Todo es Yahweh, y para conocer a Yahweh, tienes que entender que tú eres Él y Él  es tu realidad, de tal manera que tú no vives tú no tienes vida propia Él es tu vida.

Las creencias religiosas te han hecho creer que tienes que buscar a un Dios que nunca vas a encontrar. Lo buscas por todas partes y no lo encuentras, te desesperas lo necesitas, y cada día se hace más difícil, y aún más complicado.

Mira a muchos le pasa, como al hombre se le perdió el barro preguntó, rezo, ayuno, se desesperó, y hasta maldijo su suerte, sufrió muchísimo hasta que al final se dio cuenta que estaba montado en él.

A El Bendito Sea no lo tienes que buscar, está en ti, es tu vida, tu eres solo un caparazón que lo contienes y lo demás es cascaras y estas son un Jolongo, o morral muy pesado detrás de tus espaldas.

Bueno, usted dirá bueno sigo perdido, sé que estoy montado el burro, pero no lo veo. El burro es nuestro cuerpo que nos lleva, pero no es de nuestra parte. Este fue creado para limitarnos y ser y a prisión y a la vez servir como esclavo.

Bueno, esto es un poco difícil, pues nuestra mente esta embotada por la religión, la moral, la cultura y la política, hay mucha confusión, pues hemos crecido en un sistema que nos ha trazado una ruta equivocada.

Ahora si es válida la pregunta.

¿Cómo encontrar ese camino?

La Toráh nos dice que es por medio de la Teshuva, (traducido arrepentimiento) y esto es regresar al principio, ¿Cómo podemos saber si ese principio está dentro y no se ve? Es difícil pues siempre ha estado ahí y lo buscas por otra parte.

Empecemos por los anhelos, deseos, sueños, ilusiones e imaginación, vacuidad, esos son recuerdos no metales más bien vivencias integradas en la genética de Luz que trabaja sin pensar y actúa espontáneamente.

Estas sensaciones se le llama vacío o nada este es nuestro mundo de ahí procede todo. Job – Yov 26:7 Él se extiende sobre el vacío y la tierra cuelga de la nada.

El vacío es donde está todo, pues allí es una vacuidad de todo sistema de todo lenguaje, de toda interferencia, pero allí es donde está la nada que es la materia, de donde ha salido todo y según Job (Yov) es todo y sostiene todo.

Los científicos le llaman antimateria. Esto es lo que podemos llamar Ain Sof o Ein Sof es la realidad de la nada de lo que no es materia.

Yo no entendía nunca, que para tenerlo todo hay que perder todo lo que nos posea y no teniendo nada del sistema que nos posea lo tenemos todo. Esta ha sido mi experiencia.

¿Cómo explico esto? Este es nuestro mundo donde no hay nada de este mundo, porque allí está todo lo que necesitamos.

El Ain Sof ¿Qué es? Es la realidad de Yahweh en nosotros, y nuestra experiencia de Él cómo nuestro vivir expresado en cada necesidad y donde se necesite.

Entonces ¿Qué es Yahweh?, sencillamente somos nosotros y ¿Qué somos nosotros? Yahweh, pues el Sheliaj nos enseña que no vivimos nosotros sino Él en nosotros.

Allí esta nuestra verdadera mente, nuestra percepción de la realidad de la vida, y no es una mente tecnológica fría y que fue diseñada para almacenar pensamientos y emociones conceptos y demás.

Es la mente de Yahshuah como dijo el Sheliaj, y esta es una supergenetica increada, codificada y escondida, aún más allá de los filamentos de Luz es la Luz misma, de donde parte el punto donde todo se reúne o el Ejad interior, pues sin este no hay vida, sencillamente sería un mecanismo.

Veamos la diferencia entre la vida y el mecanismo, la vida siempre ha estado, y funciona en todo momento y en toda circunstancia, pues se adapta y vence todos los tiempos y los ambientes.

El mecanismo necesita su terreno, adecuado, y una mano que lo haga, para producir, esto nos quiso decir el Mesías.

La vida Mesiánica como esta despojada de todo Klipot puede estar y crecer en todas partes y tener donde no se tiene y vivir donde no se puede vivir.

Según vemos en la escritura.

Efesios – Efesim 4:8-12. Allí nos dice que Yahshuah entro donde no se podía entrar, y fue donde no se podía ir, e hizo lo que no se podía hacer, y libero a los cautivos los perfecciono y les dio regalos para que fuesen productivos de nuevo. Eso es quitar los Klipot.

Cuando Los seres que ayudaron a Adám, (plural) o la raza adámica y les dieron la habilidad de procrearse, y le dijeron que estaban siendo engañados, estando subordinado a un sistema que los estaban engañando pues, ellos eran similares a ellos y no inferiores.

Estos seres que les ayudaron fueron castigados desterrados encarcelados, aun puestos en sufrimientos. Yahshuah cuando terminó su trabajo en la tierra, antes de ascender a tomar su cuerpo Moroncial como el Mesías, fue a este lugar y libero a estos cautivos y los llevo con él a su pueblo.

De ellos hablo en el libro de Juan que tenía otras ovejas que no eran de ese redil según tradujeron, y aun las sigue recogiendo en el universo.

Estos son lugares muy difíciles donde están las espadas revolventes, que no se podía regresar, pero se puede ir donde nos dicen que no podemos ir, porque el sistema es una mentira y el sufrimiento es causado por mentiras y programación mental.

Se dice que cuando le ponen cadenas a un Elefante y pasa mucho tiempo, después solo le ponen una cuerda en las patas fáciles de romper, pero como su mente está ya pre programada nos la rompe.

Entonces el sistema es una mentira mental, la cual tenemos que limpiarnos y todo se esfuma.

Salmo – Tehilim 24:7-10 “Alzad oh puertas vuestras cabezas para que entre el Rey del esplendor”. Y Pregunta ¿Quién es este rey de esplendor? Este es el
Gran Ejad, El Todo en la reunión de todos expresando el esplendor de su amor su vida luz y paz, en todo lo que tiene vida.

Ezequiel – Yejezkel 44:2. Y me dijo Yahweh: Esta puerta estará cerrada; no se abrirá, ni entrará por ella hombre, porque Yahweh entró por ella; estará, por tanto, cerrada. Este es mundo del Ain Sof.

  1. En cuanto al príncipe (Nosotros) por ser el príncipe, él se sentará allí para comer pan delante de Yahweh por el vestíbulo de la puerta entrará, y por ese mismo camino saldrá. Pues esta es la experiencia Ivrá.

Miremos que tiene que haber una abertura más allá de nuestra mente, hay que entrar a la eternidad, Shajere ora puerta de luz para que lo verdadero sea una realidad de vida en nosotros.

Esa puerta está cerrada a todo sistema sus ideas e interpretaciones a la religión a la moral a la cultura y a la política, y a todo lo material que sea creado de alguna forma a todo lo que tiene principio fin tiempo y espacio y aun materia.

Pero el Verdadero Ser de Luz puede disfrutar, pues puede entrar y salir a necesitad.

Ahí está hablando de nosotros como templo, Pablo (Rav Shaul) dice que nuestro cuerpo es el templo y no estoy de acuerdo como lo tradujeron, nuestro cuerpo es una cárcel, cascaras, paja que se acabara. Nuestro templo es Luz Ivrá Oraita Yakerá.

Donde Él habita, es en el Centro nuestro de nuestro ser, el punto donde todo se reúne ese Ser que nunca ha sido creado, que siempre ha existido en nuestro Ain Sof.

Nuestro cuerpo es como el caparazón de una tortuga, que es nuestra casa y siempre la tenemos que llevar, por eso es muy penoso y cansado.

Pero cuando vivimos en la realidad del Todo, es el cuerpo que nos lleva en un descanso, pues no tenemos que ir a ningún lugar, pues estamos en todo lugar.

Vivamos como príncipes, siendo príncipes y nunca como esclavos.

Si se sale de esa realidad, se vive en suciedad, en bajezas, arrastrados como serpientes y de ese estado no se puede salir, al menos que regresemos a nuestro origen, nuestra casa, nuestro hogar y naturaleza.

No se confundan con el recuerdo. ¿Qué es el recuerdo?

Tenemos que diferenciar el recuerdo de vidas pasadas al Ain Sof nuestro origen de luz. El recuerdo es diferente tiene que ver con los niveles bajos y con los Karmas y aun con los archivos Akásicos.

No confunda las vidas pasadas estas están en los Archivos Akásicos y ahí tiene que ver el Satanás el acusador y por eso el nos acusa día noche esto nos dice que la mente está en el tiempo y espacio.

Por eso los seres tienen que regresar pues el no perdona pertenecen a él pues son sus esclavos.

Hay que ir más allá de los archivos Akásicos pues estos están en el día y la noche y por eso se puede acusar pues están contaminados con leyes caídas y vibraciones bajas que rigen acá por eso hay que ir más allá a nuestro origen esto es nuestra legitimidad de ser príncipes y no esclavos.

Nosotros no acusamos ni juzgamos a nadie pues este es un nivel bajo y caído estamos por encima de ese nivel, solo decimos verdades sin juzgar a nadie pues cuando entramos a la esfera de acusadores entramos al nivel caído. Y los seres Ivrá no somos de ese nivel ni bajamos a él.

Solo somos los seres de Luz Yakerá Ivrá Oraita.

Shalom, Shalom.

PEDRO R. ORTIZ – EL MAESTRO – TZUR YAQUERÁ

Y EL MAESTRO ELIYAHU KJANOKJ

Mensajeros de Luz – Ivrá

3 Marzo del 2017

Traducciones por Eliyahu Kjanokj

LEA NUESTRA PÁGINA……. Mensajerodeluz.com.

Escuche nuestros estudios porTele internet Youtube mensajerodeluzivra, y por Facebook Ortiz el Maestro.