ESCRITO 104 – UNO DE MIS MAESTROS

January 26, 2013

ESCRITO 104

UNO DE MIS MAESTROS

 

Escuchar al silencio en silencio, este ha sido uno de mis maestros el que más me ha enseñado.

Así es como he aprendido en el silencio, en el reposo y la paz, olvidándome de mi mente y mis pensamientos, de lo que se, de lo que deseo, y aún de mí mismo para entrar a esa nada del silencio, olvidándome aún de mis extensas experiencias, positivas y negativas, de anhelos, sueños y de planes.

Hay una voz, no sin lenguaje, ésta se escucha sin escuchar, y sabe sin saber, y se oye sin oírse, puede saber sin poder dar explicación, pues el silencio no está acá. Sólo en esta esfera escuchamos con los oídos y estamos constantemente en el ruido.

He notado que en las Iglesias se pone el auto parlante bien alto,  la música muy estridente, el ruido y la bulla ha sido parte de la cultura, de su adoración. Aún las enseñanzas y mensajes tienen que estar acompañados de mucha emoción y las palabras gritadas, y no habladas.

Esto causa un efecto que baja nuestra frecuencia y en vez de ayudarnos nos hace mucho daño, y afecta nuestra recepción espiritual y nos hace dependientes como una droga, y aún estáticos espiritualmente.

¿Que se escucha en el silencio? El secreto – Seter que llega a ti, y el saber y te enseña con tu maestro invisible que eres tú mismo, te dice cosas increíbles de ti mismo, secretos guardados en el secreto. Esto es sólo tuyo propio que no lo  sabrá nadie nunca, pues es  tuyo y solo para ti.

Esto es parte de tu Yosidad intima del secreto – Seter que te hace ser diferente a todos los demás, lo que te hace único en este universo, y aún indispensable para el funcionamiento en el todo donde te estás proyectando.

Se comunica con tu yo para enseñarle a ser tú, el que siempre has sido y serás, te enseñara a ser feliz contigo mismo, a encontrarte y ver quien en realidad eres.

Nadie te podrá enseñar quien eres, pues es tu secreto, eres incopiable y no entendible por ningún otro ser. Es el secreto – Seter único que te podrá engendrar la manera de interrelacionarte con los demás seres y vidas de todos los universos.

En otras palabras cada vida es un secreto – Seter, sólo el secreto se interrelaciona con el secreto, y esta relación hace que la vida se extienda en los grandes secretos universales.

¿Qué es el silencio?; El escape de todo lo que está en nuestra esfera y entorno, entrar a través de algo muy diferente a lo nuestro, y allí se escucha sin palabras y se entiende todo de otra manera.

Por eso el Maestro HaMoréh dijo: “El que tiene oído oiga – Ozen”. ¿Qué oído es este?; Es singular no plural, no es de acá pues acá no existe, por eso no se conoce, y por ende no entiende, pues trasciende a las palabras, a la inteligencia, a la educación, al aprendizaje y a la cultura.

El silencio habita en la paz y el amor (Ahaváh VeShalom), y su hablar está en el secreto de las vidas Etz Jaim o árbol de las vidas.

Algunos les han llamado AinSof, absoluto silencio, enseñándonos que que nunca lo vamos a entender.

Pero a esto me estoy refiriendo exactamente, a este estado original que lo podemos encontrar interiormente, ¿Cómo? no lo vamos a entender. Sí, allí están nuestras raíces, nuestra naturaleza, de allí procedemos, pues desde allí entramos al Exnihilo o la matriz que nos hizo nacer, en los universos donde estamos proyectándonos.

Ahí está nuestro Padre – Av, de ahí viene nuestra familia – Mishpajah, es cierto que no puedo entender todo el AinSof y aún el Exnihilo, pues es el secreto, de todo el Gran ser, pero si puedo entenderme yo, mi parte que trajo el secreto de mi lugar, mi verdadera familia.

Nos pueden hacer imitadores, como he dicho antes me da mucha pena escuchar a las personas que hablan y escriben un lenguaje librico o de libros, como le llamo yo.

Usted los ve repitiendo como cotorras, imitando como monos, de un lado a otro, buscando y no encuentran, formando grupos haciendo planes, unas veces están con este, otras veces están con el otro, a veces son amigos y otras enemigos.

La respuesta no está en nosotros los maestros, si la busca en maestros te arropas en un grupo por un momento, pero después sentirás frio.

“Él te dice: ¿Quién ha entrado en mi secreto – VeIm Am’do BeSody?  En otra dice: ¿Quién ha entrado en mi reposo – Im Voun El Menujati?

Párale, ya no tienes freno!!!!!!! y vas en bajada,!!!!! Como el samaritano y el desenlace será caer en manos de ladrones que te golpearan, te despojaran y te dejaran medio muerto.

Cuando pase esto, sólo el Verdadero Maestro HaMoréh te podrá recoger, pues ya nadie te querrá y serás un estorbo.

Entra en el silencio y pregúntate a ti mismo, ¿Estoy bien y satisfecho? La respuesta será NO. Al menos que te engañes a ti mismo.

Hay un mundo del silencio  y de paz que no tiene palabras ni enseñanzas, pues en ese mundo lo sabes todo, lo entiendes todo, y allí está el secreto y propósito de tu vida, allí aunque haya ruido estarás en silencio, aunque haya guerra estarás en paz, y aunque todos sufran tendrás felicidad, este es tu mundo, el tuyo, el único sólo para ti, Y sólo tú puedes entrar en él.

No enseñes lo de otros, enseña lo que está en tú corazón

Dr. Pedro Ortiz El Maestro,

25 de Enero del 2013.