¿QUÉ SUCEDIÓ?

July 25, 2015

¿QUÉ SUCEDIÓ?

Hay que poner todas las cosas al derecho, pues están al revés y esto lo vamos haciendo poco a poco, para que el lector vaya entendiendo las enseñanzas verdaderas y no las que están con la cabeza para abajo.

Génesis – Bereshit 2.19

Yahweh Elohim formó (Yatzar יָצַר)  pues,  de la Adamáh a toda bestia (Jayát חַיַּת) del campo (Sadé שָּׂדֶה),  y toda ave de los cielos (Uf עֹוף),  y las trajo a Adám para que viese cómo las había de llamar (Qará קָרָא);  y todo lo que Adám llamó (Qará קָרָא) a los animales vivientes (Nefesh Jayá נֶפֶשׁ חַיָּה),  ese es su nombre.

Yahweh y los Elohim Elioná no formaron ni crearon al Adám ni a los Animales, porque Adam fue puesto o fue traspuesto a Adamáh y vino para dar Luz. Adam es un Gilgúl de la circulación de Luz y fue trasladado a Adamáh para que los Seres vayan o giren en torno a la circulación de Luz.

Hay Adam de Luz (Or אֹור) y Adam de tierra seca (Yabasháh יַּבָּשָׁה) que puede convertirse en barro, lodo y se lo puede moldear para darle cualquier forma.

Adám de Luz tiene la circulación de Luz y es Luz, no es un hombre ni un Ser inferior, porque de la misma manera no tiene ni un inicio ni un final.

Adám en el relato de Bereshit está con Yahweh y con los Elohim Elioná para dar Luz a los Seres y traer el orden de los Seres de Luz Ivrá, es una restauración del principio del Olam que es el Amor, Vida, Luz y Paz (Ahaváh, Jaím, Or, Shalom).

Cuando dice que Yahweh a través de Elohim formó, se usó la palabra Yatzar יָצַר que en este mundo se lo ha traducido como formar o también crear, pero va más allá de una creación, porque Yatzar יָצַר tiene su raíz en “establecido” algo que está totalmente fundamentado en la Luz y no corresponde a un mundo físico.

Entonces tanto Yahweh como los Elohim Elioná estaban estableciendo el fundamento de la Luz Yesod יסוד en los lugares que necesitaban ser iluminados con los Seres de Luz Ivrá y es la circulación de Luz.

Ahora Adamáh אֲדָמָה una dimensión superior, donde están los Seres de Oro (Zahav זהב), Zafiro (Zapir ספיר) y Piedras Preciosas (Aván Tavá אבן טבא), aquí en Adamáh están los Seres de Luz. El relato dice que en la Adamáh están las bestias del campo; en un Lugar o Morada de Luz no puede haber bestias, si es un Lugar en donde están los Seres de Oro, Zafiro y Piedras Preciosas y donde hay circulación de Luz no puede haber bestias o Seres caídos.

Ahí dice en realidad que en Adamáh están Jayát Seres de Luz Ivrá, con circulación de Luz, que emanan Amor, Vida, Luz y Paz, no son Seres físicos, no son animales corruptibles, esto se lo ha interpretado con una mente caída y de las bajas esferas y todo se lo ha traducido como Seres inferiores y no es así, la realidad es distinta.

Campo Shadéh שָּׂדֶה animales del campo, Shadéh no se refiere a un espacio físico, ni a un valle en donde están animales pastando, Shadé incluye a la Raqía el firmamento, los universos Olamot y Almá, las Kojavim constelaciones o estrellas pero de los niveles Superiores, por lo que el campo Shadéh de Adamáh es un sinfín de moradas, dimensiones, universos, mundos y galaxias de las Dimensiones Superiores, por unos conocido como Mundo espiritual u Olam HaRaujaní.

La palabra aramea para decir campo es Bará בָּרָא por lo que Braá tiene la misma relación con las moradas, dimensiones, universos, mundos y galaxias de las Dimensiones Superiores, por unos conocido como Mundo espiritual o Olam HaRaujaní, entonces Bará no entraría tanto en lo que se ha traducido como creación ni crear, sino como las dimensiones o Makom las moradas o lugares Superiores.

Continua el relato de Bereshit: y las trajo a Adám para que viese cómo las había de llamar (Qará).

Qará קָרָא llamar; no es llamar de poner nombres a alguien, Qará es el lenguaje interno, le podemos decir; como mas allá de la   telepatía, Toráh Oral, o como lo podamos entender, pero es un lenguaje interno que no usa palabras.

Y todo lo que Adám llamó (Qará) a los animales vivientes, ese es su nombre. Cuando habla de Qará se refiere a la Simiente de la Luz, que tiene un lenguaje interno de Luz y ahí no dice animales, no usa la palabra animales, ni la creación de los animales, ni llamar o poner nombres a los animales.

Dice que son los animales vivientes, pero en realidad se refiere a Nefesh Jayá נֶפֶשׁ חַיָּה las almas o los Seres de Luz Ivrá que están conectados con todas las dimensiones de Luz, y su nombre Seres de Luz Ivrá.

Al ponerle a los Seres como animales, entendido acá como seres inferiores a los humanos, con poca capacidad de pensar y razonar, se le está poniendo letras, y letras es muerte, porque no nos deja ver la realidad completa.

Las letras Qeval Sagi (קְבַל סַגִּי) son las letras de la Gran Oscuridad y no podemos dejarnos guiar mas por las traducciones o letras de este mundo, que con el transcurrir de los años y milenios han ido cambiando su significado, hasta dejarlos como palabras totalmente literales que no tienen relación con la Luz.

No se puede creer que Yahweh haya creado una granja de animales, en donde son pastoreados y alimentados, sabemos que los Seres lo tienen todo y de nada tienen necesidad, entonces ¿Por qué crear una granja de animales para alimentarlos? ¿Porque ellos no pueden hacer? Esos son los Seres que dependen de un amo y necesitan un Gobernante que les diga lo que tiene que hacer y eso es esclavitud.

Yahweh, Elohim Elionáh, Adám las Jayát Son Seres de Luz, con circulación de Luz que tiene la Toráh Oraita en su interior y no necesitan letras para poder cumplir la Toráh, ellos saben cuál es el verdadero significado de las cosas.

En Adamáh es donde el Gilgúl de la circulación de Luz es la Fuente de la Vida, ahí está el Sod los Secretos que nos han ocultado. Las letras, las palabras no describen la totalidad de la Luz, ni de los Mundos, ni los Olamot.

Para poder entender la Toráh Oraita y para poderla experimentar hay que subir de dimensión, pasar de una dimensión física a una dimensión de Luz, en esta dimensión física solamente vamos a conocer las palabras y nada más que eso, y vamos a desenvolvernos en este mundo solamente y tratar de ser espirituales en un mundo físico.

Acá esta la sabiduría de un mundo caído, con interpretaciones, costumbres, relatos de los hechos cotidianos de esta esfera física, y eso se lo ha tomado como espiritualidad.

Cuando empezamos a despertar y experimentar las dimensiones de Luz, no hay palabras para describir lo que se encuentra allí, es totalmente diferente a lo que vemos, hablamos y encontramos en este mundo, por eso muchas veces es difícil dejar las cosas que tenemos o la sabiduría que hemos adquirido en esta esfera física, porque la Luz Ivrá y la Toráh Oraita no son letras, ni palabras es Amor, Vida Luz y Paz.

Yahweh, Adam, Elohim Elioná, Jayát Adamáh tienen juntos una equivalencia de 32 לב Lev Corazón de Luz o Luv lo que se llama el cordón de plata.

Ese cordón de plata es nuestra conexión a nuestra verdadera mente de Luz, y la mente creada es para que funcione a través de la caja vocal, para pronunciar palabras limitadas y ahí se programará otra mente, El Rav Shaúl dijo que nosotros tenemos la mente de Mesías – Mashiaj, es decir; no un pensar con una mente mezclada, transgénica, con varios seres que no funcionan, sino que se convierte en basura genética, perjudicial y estéril.

Así se marca una caducidad y aún más degradación de calidad, y de beneficio y proyección, hasta hacer solo seres dependientes y esclavos.

Hay que regresar al centro de nuestro ser, allí está la vida y esa vida es Él mismo expresándose a través de nosotros, y no a una semejanza de Elohim Tajtoná en niveles inferiores y bajos.

Entonces podemos ser lo que somos, Él mismo en nosotros y haciendo la función pre determinada.

DR. PEDRO R.ORTIZ

El MAESTRO

Y el Maestro Eliyahu Kjanokj

Mensajeros de Luz – Ivrá

25 de Julio del 2015

Traducciones por Eliyahu Kjanokj

LEA NUESTRA PÁGINA……..Mensajerodeluz.com Escuche nuestros estudios por  Tele internet. Radio internet, Facebook,