SHALOM – SHLAMÁ LA PAZ

September 24, 2014

SHALOM – SHLAMÁ

LA PAZ

La Paz no es algo emocional, ni tampoco algo que aparece y desaparece, peor aun no es un sentimiento que dura por un momento y luego se desvanece.

Shalom Shlamá es el Ser interior, el Ser de Luz Jaya, Jayat o Jayot, como le podamos llamar, lo que si sabemos es que no pertenece a esta dimensión.

Shalom Shlamá es aquel que puede unir a todo y a todos, y los lleva a un solo lugar, los lleva al Ejad en donde todos somos y tenemos por igual.

La paz de este mundo siempre busca lo suyo y usa siempre a los demás, la paz de este mundo condiciona a la humanidad, la paz de este mundo es momentánea y muchas veces engaña por un poco de tranquilidad, la paz de este mundo divide a la humanidad.

Hay una mente superior, la mente superior es Moja y de Kitra o el Reinado de Shalom en donde no existen las palabras, sino solamente emanación de Ahaváh y es en donde se encuentra la vida la vida Jaím verdadera.

Las palabras en este mundo son mentirosas y engañosas, nos atrapan sutilmente en una sabiduría de las letras muertas, ¿comemos letras muertas? Comemos de lo que ya no quieren los demás y a eso le llamamos sabiduría sagrada, la verdadera Sabiduría Jajmetá está en donde se acaban las palabras y las letras, en donde ya no hay Klipot vistiendo las palabras, esto es Oraita la Luz de la Toráh y muchos Sabios Jajamin también lo llamaron la Toráh Oral porque ya tiene palabras, sino solamente emanación de Shalom y Ahaváh.

Shalom Shlamá es la emanación de Tehorá la emanación de Tahiro, la emanación de lo limpio y lo mas puro, Tehorá solamente conocieron, recibieron, experimentaron y se deleitaron los Seres de Luz, las familias Mishpajot, las Toledot, los Avot, en la dimensión de Shalom.

Si hay peleas y contienda, desacuerdos y enemistades, la verdad que tenemos que saber, es que no estamos en el camino de Shalom, estamos en el camino de las letras muertas, de las letras de la oscuridad, y aun estamos en la plaga de la oscuridad y de las tinieblas.

Por eso es tiempo de empezar a experimentar no la paz, sino Shalom, la Luz la Or interna que esta en cada uno de nosotros, y al resplandecer en nuestro interior se manifestara también en lo exterior y así habrá equilibrio y Shalom en la humanidad.