TODO ESTA DENTRO DE TI

March 1, 2015

TODO ESTA DENTRO DE TI

Fausto- Emmanuel & Silvia Navarro.

28 de Febrero del 2015

Todo está dentro de ti.

Eso que se que llaman bien, eso que llaman mal.

La Menoráh.

El árbol Sefirótico.

Los Chakras.

La Toráh Oraita.

Las dos serpientes enroscadas que ascienden.

Las doce constelaciones.

Los veintidós senderos.

La Magen Dawid.

El Ying y el Yang.

Los 22 senderos, que se representan en las 22 letras del alefato hebreo, que son las 22 Matanot (traducido como cartas del tarot).

Todas las estructuras que simbólicamente explican el universo. Toda simbología que expresa una cosmovisión.

El universo esta en ti, porque tú eres un micro universo que a su vez contiene universos.

Todo está dentro de ti.

Porque todo esto eres tú.

El polo positivo y el polo negativo, la columna izquierda y la columna derecha, y la columna central que es la justicia.

Entender esto es reconocerte humildemente quien es el SER. Que se expresa en este Universo. Quien SOY YO EN REALIDAD.

Porque la conciencia de la mayoría de los humanos esta enfocada en este mundo, el mundo de las sombras.

Y todo lo veo desde una perspectiva individual.

Y la primera palabra que desarrolla el individuo, es “YO”, la segunda es “soy “, pero es ese falso yo soy que es el Soten HaMashiaj (el falso Mesías, el falso Maestro o el falso yo), es el que se identifica con la materia y sus extensiones. Y dicen: “Yo soy un hombre, yo soy una mujer, yo soy un licenciado, yo soy un rabino yo soy un buen padre, yo soy un hombre rico”.

Es ese falso yo soy.

Que se parece a ti, el arquitecto de tu vida, la vida que el decidió crear, que es la vida que tú piensas que tu decidiste crear… pero tú no eres quien crees que eres, tú eres tu ego.

Y mucho se ha dicho que el ego es necesario, pues sin ego no podemos vivir. Y se ha dicho también que se debe aprender a controlar al ego, pero oh sorpresa, no es un ego, son miles de egos,

Cual si usáramos miles de mascaras las cuales nos son útiles para diferentes circunstancias, pensando que soy yo. Y cuando se dice, yo domino mi ego no es otra cosa que otro ego dominando egos menores pero ninguno de esos soy yo.

Porque el ego es la mente misma, poderosa mente que al llegar el espíritu puro a esta esfera, empieza a registrar todo lo existente y va adoptante una primera y primaria personalidad, persona, viene del griego que significa mascara, y esa primera personalidad es el ego, el falso yo que dominara por toda tu vida. Necesaria en los años de infancia y desarrollo, pero imprescindible que muera en una edad adulta.

“El ego, La Klipáh, el prepucio – Orlá, parte del ego, parte de la Klipáh, lo que nos impide ver la realidad espiritual. La cascara, el Soten HaMashiaj, el falso yo, el que hace lo contrario a la Luz”.

Tal como Iashua dijo, aquel que quiera seguirme niéguese a sí mismo, tienes que nacer de arriba, de nuevo, del espíritu, del Rúaj.

Correcto sería decir, quiero menguar y que la Luz que es el verdadero SER, brille a través de este ego y disuelva esta personalidad que he creado con sus múltiples vasallos.

Egos dominados por un ego mayor, al cual se sujetan, pero ninguno de ellos soy yo

Es ese el ego que crea y que diseña la presente vida, el arquitecto, el falso rey que se sienta sobre el trono de este templo.

Y sus vasallos son tres poderosos, uno el instinto de supervivencia, dos el orgullo y tres el temor. Los tres viven en mi, pero no soy yo, los tres crecieron y se desarrollaron a lo largo de mi vida, esta vida en esta materia.

Y la mente siempre me ha hecho creer que ES ELLA mi amiga cuando es mi peor enemiga pues es la que me hace creer y pensar que SOY yo… ese, ese falso yo, LA QUE ME DICE SIEMPRE   “Yo estoy bien”.

“Yo nunca puedo hablar mal de mí mismo, nunca me debo negar a mi mismo pues pierdo fuerza”, pero ese no soy yo, la mente crea el ego que domina mi vida y el ego mayor crea mil mascaras que actuaran por él.

Y como ejemplo, toca a la puerta una mujer hermosa y al mirarla uno de mis yoes le sonríe y le dice -que se le ofrece-, y mi esposa me habla preguntándome quien es y mi otro yo se asoma y le dice con mala cara – ah, una vendedora-, y mi otro yo se cuida de haber cerrado antes la puerta para no hacer sentir a la bella mujer con quien trate de quedar bien.

Seguir a Iahshua es negarse a si mismo, pues seguirlo a Él, es elevar esa mente para buscar esa luz y atraerla y dejar que esa luz penetre a esa mente y esa luz disuelva ese falso ego.

EHYÉ ASHER EHYÉ

Eheyé viene de Hayá que es el que siempre ha existido, aquel que no tiene un inicio y ningún final, es aquel que lo tiene todo y esta en todo.

Eheyé es el Bendito Sea – Qudsho Berij Hu que es el Todo. Eheyé Asher Eheyé es la existencia de la existencia, la Luz Oraita.

Eheyé Asher Eheyé es Oraita la Luz que, no es un nombre, ni un concepto como se entiende acá, es la Toráh de Luz que todos la tenemos en el interior y es la que nadie puede manipular por eso se llama Eheyé Asher Eheyé.

Es un proceso de transformación, una verdadera iluminación, hasta entonces, poco entenderemos los misterios de la Luz, los misterios de la vida, los misterios del amor, los misterios de la paz. Pues todo lo que existe en esta esfera es falsa creación de los egos.

Ha Satán esta en ti, como Iahshua esta en ti. Ha satán es tu mente que ha tomado control de ti y a eso se le llama Orlá la cáscara dl engaño y la mentira.

Iashua es la Luz que ilumina la mente y que expresa amor y vida y paz.

Todo esta dentro de ti porque todo lo eres tú.

Todo es un simbolismo, todo lo escrito y lo grafico, son símbolos, realidades que se superponen las unas a las otras, universos correspondientes.

Realidades simbólicas que corresponden a nuestro universo interior como al universo exterior.

La Memora eres tú, pues son las siete luces que siempre están encendidas en ti, que son los siete Sefirót (chakras principales)… “que tu lámpara siempre estas encendida”. Tu eres la Luz, la lámpara, la Menoráh manifestada en tus cuerpos energéticos… siempre se mantenga limpia y encendida para que tu templo este en salud y armonía.

Se habla de la Magen Dawid, la estrella de David. Las dos naturalezas dentro de ti, hay una fuerza que te asciende, y hay otra fuerza que te baja a la tierra.

Hay una conciencia que apunta a las alturas y hay otra que te hace descender a lo denso.

Las dos naturalezas están en ti, lo mismo que simbólicamente se encuentra en el ying y el yang.

Y dentro de esa Magen Dawid subdividida se encuentran las doce realidades, doce tribus que son las doce casas del zodiaco, el falso Mazarot que habla de las doce áreas principales de la vida de todo ser personificando doce casas, doce realidades por las cuales hemos de pasar.

Siete planetas , siete energías internas que se encuentran distribuidas en nuestro ser, las cuales dominan ciertas áreas de nuestro cuerpo, las cuales dominan ciertas áreas de nuestra vida, nuestra personalidad, nuestras emociones, nuestra mente, nuestro primer impulso, nuestra armonía, el poder de corrección, el poder de expansión.

Se conocen 22 senderos los cuales se encuentran simbolizados en las 22 cartas del tarot, los 22 senderos, son caminos, momentos de nuestra vida a través de los cuales hemos de transitar, los cuales se verán como un espejo cuando accedes a leer esas cartas. Las cartas del Tarot. Torat leída al revés. Las vivencias expresadas en cada circunstancia y situación de cada individuo. La Toráh Oraita que son seres vivientes de Luz que corresponden a las 22 letras del alefato hebreo, que son las 22 cartas.

El árbol Sefirótico, el Árbol de las Vidas – Etz Jaím, el árbol del conocimiento del bien y del mal – Etz HADaat Tov VeRá, la columna derecha manifestada en nuestro hemisferio derecho del cerebro, la columna izquierda en el hemisferio izquierdo, y la columna central que es nuestra columna vertebral. Jojmáh es la sabiduría, el área de nuestro cerebro encargada de lo ilógico, de los poderes psíquicos, del arte, de la intuición y la conexión espiritual. Bináh es el hemisferio izquierdo, la lógica, la razón, desde donde domina y se sienta Ha Satán, el falso yo.

Jojmáh desde domina la Luz que es EL SER. Iahshua. “Ehyé Asher Ehyé YO SOY EL QUE SOY – SERÉ EL QUE SERÉ – LA ESISTENCIA DE LA EXISTENCIA, el Verdadero SER”.

Debajo de Jojmáh , Jesed, la bondad ,la misericordia .

Y debajo de Bináh, Gevuráh, el juicio , el poder del dinero , el poder del dominio, el cual se manifiesta abajo en Hod que es la conquista del otro por la fuerza.

Mientras que en Netzaj se manifiesta el dominio de si mismo y la inspiración al otro por el amor.

Todas esa energías están en mi, todas ellas en mi están en conflicto eterno, y en conflicto interno.

Unas dominan más que otras y la fuerza de la vida, la fuerza de la generación, de la creación, de la belleza, de la conciencia son el balance que también moran en mi, a donde en Keter se supone que debe reinar el SER.

Tienes que nacer de nuevo dijo Iahsuah, y dejar que el SER gobierne desde KETER. Conectado con RATZON, que finalmente es el SER, IAHSHUA que desciende desde lo alto, lo que se ha llamado “la conciencia crítica”.

Todos estos simbolismos enseñados a través de las eras, en las distintas culturas, todo ello son realidades que moran dentro de mí y también moran afuera de mi, porque finalmente afuera o adentro es una expresión que alude a puntos de vista. Desde a donde se encuentre enfocada mi conciencia..,

Mas lo importante es comprender que la realidad visible a nuestros ojos físicos no se trasmuta desde la sombra, desde su reflejo, sino desde su escancia, que es desde su interior.

Si mi conciencia está muy limitada y centrada en mi mismo como ego, como esta sombra, todo parecerá que esta fuera de mi.

Pero si mi conciencia se eleva verdaderamente contemplare que todo está a dentro de mi, como realidades que se superponen una delante de otra, otra atrás de la otra.

La Menoráh siempre habrá de estar encendida en el templo, porque yo soy la Menoráh, yo soy la Luz que habrá de estar encendida en lo alto, la cual son siete luces que representan los siete chachras, las siete áreas de imprescindible importancia en el funcionamiento de mi vida. El instinto de supervivencia, mi expresión sexual, mi mente y mi capacidad de expresarme, mi capacidad de amar, mi intuición, mi conexión con lo divino.

Las 7 luces en mi, siete esferas en el universo. 28 tiempos de Shalom. 14 positivos, 14 negativos. Todos múltiplos de 7.

TODO TIENE SU TIEMPO (ZEMAN) Y TODO TIENE SU SEMILLA (ZERA)
TIEMPO (ZEMAN)

LOS CATORCE TIEMPOS DE ESTE MUNDO (OLAM HA ZE)

El trabajo que tiene que pasar el Adam sobre esta humanidad.

Yo he visto el trabajo que Elohim ha dado a los hijos de Adam para que
se ocupen en él.

Hay tiempo (Zeman) de morir
Hay tiempo (Zeman) de arrancar lo que se ha plantado
Hay tiempo (Zeman) de matar
Hay tiempo (Zeman) de llorar
Hay tiempo (Zeman) de lamentarse
Hay tiempo (Zeman) para destruir
Hay tiempo (Zeman) esparcir las piedras
Hay tiempo (Zeman) de dejar de abrazar
Hay tiempo (Zeman) de perder
Hay tiempo (Zeman) de desechar
Hay tiempo (Zeman) tiempo de romper
Hay tiempo (Zeman) de hablar para no escuchar
Hay tiempo (Zeman) de odiar
Hay tiempo (Zeman) de hacer guerra

SEMILLA (ZERA) DE LA LUZ

LAS CATORCE SEMILLAS (ZERA) DE LA LUZ (OLAM HABAH)

El Deleite de los hijos de la Luz.
Todo lo hizo hermoso en el tiempo de la Luz; también en el Olam ha puesto su Corazón (Leví), para que Adam lo pueda hacer, la que hizo Yahweh desde la cabeza (Rosh) hasta el Sof (lo incomprensible).

Hay semilla (Zera) para nacer de la Luz
Hay semilla (Zera) para plantar
Hay semilla (Zera) para curar
Hay semilla (Zera) para edificar
Hay semilla (Zera) para reír
Hay semilla (Zera) para bailar
Hay semilla (Zera) para juntar las piedras
Hay semilla (Zera) para y abrazar
Hay semilla (Zera) para buscar
Hay semilla (Zera) para guardar
Hay semilla (Zera) para coser, unir o juntar
Hay semilla (Zera) para callar y escuchar
Hay semilla (Zera) para dar Amor (Ahaváh)
Hay la semilla (Zera) para dar Paz (Shalom)

Existe el tiempo (Zeman) y hay también la semilla de la Luz (Zera)

Hay plantas que no dan fruto y hay plantas que dan fruto en abundancia

Hay árboles (Ylán) frondosos en donde nos juntamos todos bajo su sombra, y hay árboles que no cubren ni dan sombra.

El tiempo (Zeman) o la semilla de la Luz (Zera)

La Magen Dawid, las aguas de arriba y las aguas de abajo, la energía magnética y la energía eléctrica.

Los dos poderes de la creación, el femenino y el masculino. No se es completamente masculina, o se es completamente femenino, cada masculino encierra en si, su parte femenina , y cada femenino encierra su parte masculina.

El poder de la acción, expiración , el poder de la aspiración y recepción.

A lo largo del tiempo tales símbolos, incluso se convirtieron en objetos de adoración, o incluso símbolos prohibidos, de los cuales no se podía hablar o enseñar, símbolos mágicos, enseñanzas herméticas, lo cierto es que todos ellos son dimensiones que se superponen en tus cuerpos interiores, que son el Mercaváh, el Ybur , el Neshemáh, realidades internas, estructuras invisibles, fuerzas y poderes dentro de ti, los cuales también se manifiestan en cada órgano de tu cuerpo, por lo que al tener una energía bloqueada , el cuerpo enferma.

O al estar el cuerpo bloqueado, la expresión de tales áreas de la vida, de tales virtudes, se hace más difícil.

El átomo, energía suprema y básica en la composición de la materia, presente en todo lo que existe a nivel microscópico como a nivel superior. El positivo, el negativo, el neutro. La columna derecha, la columna izquierda, la columna central. EL BALANCE PERFECTO. Todo está dentro de ti.

Tu tarea es dejar que EL SER reine en justicia y armonía. TODO. TODO ESTA DENTRO DE TI.