UNA MIRADA ADENTRO

March 13, 2015

UNA MIRADA ADENTRO

El Salmo – Tehilim 23 y su experiencia

Muchos se preguntan ¿qué es mirarse adentro?

Cuando decimos que todo esta adentro y que tenemos que mirarnos adentro. No lo entienden en su mayoría, pues cuando se miran internamente, se encuentran como un túnel y al entrar se encuentran con un laberinto y no saben donde ir, ni que hacer, pues su mente está programada externamente.

El Salmo – Tehilim 23 nos señala la manera.

Por costumbre preferimos lo externo, una guía, oraciones, mandamientos, líderes y métodos pues es la forma religiosa.

Esta enseña y cree en soluciones mágicas y fórmulas para que nos ayuden. Oraciones y amuletos de protección, una cobertura externa como el Talit la Kipáh, el velo, la vestimenta, la barba, el Shabat, las fiestas, los 72 nombres y demás.

Pero cuando te miras adentro, vas a ver que todo eso esta plasmado en telas cueros, metales,  cuernos, bebidas y rituales y son cosas muertas e inanimadas que no tienen vida.

El no mora en nada muerto.

Entonces solo crean una esperanza y una tranquilidad, pero no necesariamente una solución.

Tenemos que mirarnos nosotros mismos, que nuestro ser es una realidad viva, un cuerpo vivo que lo mueve un sistema orgánico de vida y aún tiene una esencia viva y que es la expresión del mismo Bendito Sea (Ha Kadosh Baruj Hu), que esa vida está conectada con todo a un todo y que funciona en una relación simbiótica con todo.
Desde la tierra, la naturaleza, los astros, las galaxias y aún universos.

Claro, la religión, la moral y el concepto de la moral nos cubre el cuerpo vivo con cosas muertas, la alegoría  de Eva y Adán.

Pero al ver la Vida, la Luz y la esencia, vemos que este concepto viene de un error y una pérdida, que nos lleva a ocultar quienes somos. Pues la vestimenta surge en la pérdida de la Luz y la negación de nuestro ser,  disfrazándonos  de algo que no es nuestro, ni tiene nuestra naturaleza algo muerto.

Nosotros somos la vida, no nuestra, es apariencia, ni aun lo que tenemos, ni lo que ostentamos ser.

A partir de mirar la Luz interior a salir a lo exterior se perdió el concepto de la vida y su propia  brújula.

Todo se hizo externo, la pareja, la belleza, el alimento, la procreación, el poseer algo, el controlar, el poder y superioridad de los demás, métodos para controlar, tener, llevar a cabo nuestros deseos en una forma individual y no colectiva y automática como es que funciona todo.

A partir de ese momento se desliga de la tierra la naturaleza y de la conciencia Universal, para crear otra cosa independiente frágil y manejable.

De esa manera uno lo que ve es un laberinto, pues no sabe andar por el y necesita ayuda, guía, métodos y aún dependencia y formulas.

Ahí entra la religión y sus métodos, fue sacarnos de adentro y llevarnos afuera y aún mantenernos afuera.

Con esto no quiero decir que la belleza no está también en lo exterior, no, está en todo, pero una belleza externa sin la interna es opaca y es hasta ridícula.

Pero cuando la belleza externa es alumbrada por la interna fascina, brilla y se admira, pues es viva.

Por ejemplo usted puede maquillar a un muerto, lo puede peinar, pero se mira muerto sin luz y le da el mismo maquillaje a un vivo y es muy diferente.

Nosotros le damos vida al maquillaje y del mismo modo con las oraciones y todo artefacto, así como los 72 nombres y demás, somos nosotros quienes les damos vida, siendo lo que proyectan esos símbolos o seres.

Nosotros somos la Menoráh, las fiestas y vestimentas, pues son cosas vivas que se manifiestan internamente para proyectarse a lo exterior.

Yahshuah puede ser un ídolo, un meme y mágico como lo es para muchos cristianos, esperando que Él  lo haga todo por ellos y creyendo que esta fuera de ellos, y en realidad no es así, es su vida, su vivir en nosotros, que nos hace posible el vivir, pues es la misma vida del Padre y de todo.

Las Iglesias, las Kehilah, templos no son exteriores, son cajones con techos, organizaciones controladas por humanos e intereses, negocios lucrativos. Más bien  son interiores, son experiencias internas, vivencias, Luz interna que se puede proyectar en cualquier lugar y aún en reuniones, pero no es la reunión lo que crea la congregación, es su vida la que hace que salga el Amor la Vida y la Luz.

No pongan la carreta delante de los bueyes. La vida de Nuestro Padre está en todo y es universal y tiene una conciencia y esa conciencia está en nosotros y no está separada de ese Todo y esa conciencia única.

El problema radica cuando nos separamos de esa conciencia y se crea un ego externo, social, creado por sistemas, ambiciones y deseos de poder y mando, entonces se crea otra conciencia o ego basado en un ser oscuro caído y pensante-dependiente ciento por ciento externo.

Y no entiende en lo absoluto lo interno y menos el mecanismo de la vida.
Cuando  vas a andar por ese camino, notaras como dijo Yahshuah  que era difícil y como hemos nacido crecido educado en lo externo se necesita guía para andar en el
este es el regreso al Edén y  el Árbol de las Vidas (Etz Jaím)

Por eso Él vino y en su vivir nos enseñó que el templo físico era un comercio, nos enseñó que las fiestas eran rituales, y se fue un Shabat a comer espigas de trigo. Que sus líderes no eran genuinos, ni su religión ni sus escritos.

Por eso dijo Yo Soy el Buen Pastor. Enseñó con su vivir, no con su hablar, eso es Toráh Oraita.

Por eso lo mataron y pensaron que muerto el perro se acabó la rabia y no fue así, no pudieron apagar la llama de la Luz y verdad y aún en sus propias fiestas se manifestaban fenómenos de lenguajes no conocidos, milagros no conocidos y aún el despojo de lo material, cosa no usual ni vista.

Y contraria a las enseñanzas religiosas, se veía colectividad y no individualidad. Por eso se unió Roma, la religión Judía y muchos seguidores ya desviados y traidores y lograron hacer que esas tres enseñanzas, Judías Romanas y Cristianas pues así la llamaron y pusieron una religión mundial, con enseñanzas  externas y religiosas, cambiando la escrituras y doctrinas que abarcarán viejos trucos disfrazados y que ahora se tendría una cultura Romana Judeo Cristiana.

¿Lo lograron? aparentemente sí, pero no, al ser vivo se puede engañar un tiempo pero no todo el tiempo. Pues la vida tiene una naturaleza que despierta a su tiempo.
Es como el niño, le enseñaron que las mujeres eran malas, que las despreciara y efectivamente las despreciaba y hablaba mal de ellas y no se juntaba con ellas, pero cuando creo y llego el tiempo de su hombría, un día vio una mujer y lo flecho y se enamoró de ella y tiro todas las enseñanzas y se casó con ella

Eso esta pasando ahora, ha llegado el tiempo de nuestra adultez y estamos listos a dejar las mentiras exteriores y empezar el camino interno.

Empieza así:

Mira adentro y encontrarás que tienes una vida que palpita, que funciona por si misma, encontrarás que tu vales, que vives y que tienes la misma vida y las mismas oportunidades que todos, que no hay nadie mejor que tú y que nadie vale más que tú, tú tienes el mismo soplo de vida la misma cantidad y la misma calidad.

Y aún el valor no está en lo que tienes, sino en lo que eres. Ahí en esa juntura te encontrarás a ti mismo.

También vas a ver que eres un ser único incopiable, que nadie te puede copiar, ni tu copiar a otro, pues eres original como las huellas digitales y el DNA. Ahí en esa parte encontrarás que la religión no funciona, pues la religión tiene un solo método para todos.

Luego veras que como ser vivo tienes integrado tu camino, tu crecer y tu andar. Aun se Escribió esto en la escritura. “Las obras preparadas de antemano para que anduviésemos en ellas “. “Predestinados antes de la función del mundo” Claro, antes de nacer estabas en Él en ese todo y al venir al mundo trajiste su vida, su naturaleza y esta funciona de acuerdo al orden divino.

Ahí encontrarás que no necesitas ningún método, sino que dejes que la vida se desarrolle y se manifieste por sí misma. Entonces veras que no hay un laberinto, sino que el laberinto es externo y que cuando consigas entrar en ti todo se hace sencillo y fácil.

Por eso el Salmo – Tehilim 23 me ha ayudado este es el método interno pero ven externamente.

Dice que Yahweh es mi pastor y no me faltara nada. ¿Cómo es eso? Cuando dice así no es alguien fuera de nosotros, es Él en nosotros, Él es todo y aún nuestra vida y cuando realizo esto ¿Qué me puede faltar?

Cuando veo su vida en mi, el alcance de la vida, la veo como el pasto que sacia y aún la corriente de la vida que fluye de Él, que soy su estirpe, su linaje y su expresión y
Y esto es un descanso y paz que no hay miedo, ni temor, pues tengo su vida y naturaleza.

Me voy a ver que pertenezco a una familia universal indivisible y única y a una casa no hecha de manos que es Él mismo, dónde está la manera y modos de ser y poder todo aún  tener todo.

Si lo ves exterior te pierdes, pero si lo ves interiormente veras que esta hablando como entrar a ti mismo, encontrarte y encontrarlo a Él y llegar a tu destino.

El Salmo – Tehilim 23.

Él es mi pastor Nada me faltará

En lugares de delicados pastos me hará descansar

Junto a aguas de reposo me pastoreará.

Confortará mi alma

Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre

Aunque ande en valle de sombra de muerte

No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo

Tu vara y tu cayado me infundirán aliento

Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores

Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando

Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida

Y en la casa de mi Padre moraré por largos días.

Salmos – Tehilim 23:1

DR. PEDRO R.ORTIZ. EL MAESTRO

Y el Maestro Eliyahu Kjanokj

Mensajeros de Luz – Ivrá

Marzo 13 del 2015

Traducciones por Eliyahu Kjanokj

LEA NUESTRA PÁGINA…….. Mensajerodeluz.com

Escuché nuestros estudios por Facebook, Google, YouTube, y mensajerodeluzivra.