¿VALEN LAS PREGUNTAS?

January 10, 2013

¿VALEN LAS PREGUNTAS?

 

Esta es una reflexión de la vida y de donde procede. No se puede pensar con una mente simple.

¿Qué es el temor a Dios? ¿Qué será el castigo? ¿Acaso Dios castiga? ¿Cuál es la respuesta a esto? La respuesta está en tu misma vida.

La idea del Temor a Dios es una idea Judeocristiana que se ideó al quitar la enseñanza de la Toráh sobre la reencarnación y transfiguración y reemplazarla por el infierno, el purgatorio y el cielo. Además quitaron y cambiaron muchas cosas y añadieron palabras que no existen en la Toráh, como cielo e infierno, ley, Dios, Jesús, mitra, gracia, pecado, y miles de palabras que plagan la escritura, este fue el plan de los religiosos para controlar y asustar a las personas y “tenerlos atados a sus intereses financieros”.

La idea es atemorizar a las personas, si no cumple lo que Dios manda te mandará al infierno por toda la eternidad y sufrirá horribles tormentos y se sentirá una sed horrible.

Basado en esto es que vino el temor a un Dios tirano que nos castiga, y la otra idea es que si aceptamos a Jesús y cumplimos los mandamientos iremos al cielo para siempre y si lo rechazamos nos manda al infierno y a tormentos inexplicables.

Ese no fue lo que Él personalmente  me enseño por cinco años, “AL QUE YO CONOZCO Y SIRVO QUIERE QUE LO SIRVA POR AMOR – AHAVAH, Y SIN NINGÚN INTERÉS PERSONAL”.

Él vino a enseñarnos entre muchas cosas el AMOR, LA VIDA, LA LUZ, LA PAZ (AHAVAH – JAYIM – OR – SHALOM), ese es el meollo de sus enseñanzas, por eso existe el perdón, la rectificación y el cumplimiento de su propósito.

Por eso la obra de Jesús (Yahshuah) va mucho más de lo que la doctrina cristiana enseña.

Él vino a vencer la muerte y a enseñarnos lo que es la verdadera Toráh y a vivir libres de religiones, “porque ha llegado a ser el negocio más lucrativo del mundo”. Él nos enseñó cómo se vive viviendo libres, como vencer los temores venciéndolos, como amar amando y el resultado de la dinámica de la vida, y que hay vida después de la muerte; volviendo después de muerto y presentándose a muchos.

Como les dije antes Él me llevaba cada noche por cinco años  y me enseñó cada detalle de su obra.

El camino que el trazo en sus enseñanzas vivientes es el ejemplo a sus discípulos a seguir (Talmidim).

Hay un lugar para nosotros, la casa del Padre. ¿Qué es la Casa del Padre? Nuestra familia, nuestra estirpe el lugar de donde vinimos y a donde regresamos pues de Él vinimos y a Él Vamos y a todos los nuestros en las Toledot Y Tzevaam.

En las enseñanzas de Él no hay amenazas, no hay castigo, hay perdón y en sus enseñanzas vemos la oportunidad de rectificación que es Teshuvah que tradujeron arrepentimiento, esto es oportunidad de rectificar y restaurar, nos enseñó la Kapará que es la restitución y el poder empezar la corrección en otra vida.

Cuando sea pertinente enseñaremos más de esto.

Los hombres te condenan sin misericordia, por eso está el pasaje de la mujer acusada de adulterio.

Le dijo: Yo te perdonó vete y no cometas los mismos  errores pues la próxima vez no estaré presente para defenderte.

Dándonos a entender que practicarían esas cosas en nombre de la religión y aún usando su nombre, haciendo muchos crímenes horrendos.

Ahorcarían a inocentes, ejecutarían a las personas por violar principios religiosos en nombre de Dios.

En el tiempo de los Romanos se cometió atrocidades, los judíos religiosos también en tiempos de Jesús (Yahshuah), por eso se le apareció a Pablo y le dijo – Rav Shaúl:” Yo soy Yahshuah a quien tu persigues” Esto ha causado grandes guerras desde las cruzadas hasta la santa inquisición, y guerras tras guerras abusos tras abusos despojos tras despojos. Miren la historia Cristiana y verán que la Iglesia tiene que rectificar.

Los Cristianos han hecho muchas cosas en nombre de Dios como la quemazón de Brujas en Salem,  Massachusetts Y la persecución a los Mormones y muchas cosas más.

Leemos en la Toráh, cuando un hijo no nos obedezca hay que matarlo, eso se escribió, el que no obedece a Él sufrirá lepra y toda enfermedad, el que hable mal de su líder y de Dios es cortado del Pueblo. ¿Eso quiere decir así como lo escribieron? Creo que no; Hay cosas que quitaron o sencillamente son ejemplos figurativos no bien explicados.

Esas no fueron enseñanzas de Él; Dijo: “Dejad a los niños venir a mí porque de los tales es el Reino”.

¿Y qué del Shabat? No se podía mover ni un dedo y el que violara esto tenía que ser ejecutado.

Esto es lo que los Cristianos llaman ley abolida.

Esto no es Toráh y nunca ha sido abolido pues nunca fue Toráh.

Los religiosos y los escribas Según Jeremías – Yermiyahu 8:8. Cambiaron palabras y significado por su propia agenda.

“Pero he aquí la mentirosa que es la pluma de la mentira de los escribas”.

Yahshuah no escribió ni fundó la religión Cristiana ni Judía, sólo nos dieron el ejemplo, y Toráh es un manual de instrucción no una regla que si se transgrede se pague  con la muerte, que si no obedecen a Jesús vas al infierno.

Me parece que como se pinta a Dios es peor que el diablo y el diablo mejor que Dios.

Bueno usan  el diablo como  un  instrumento de terror que Dios usa para castigar a sus hijos y el infierno es el fin de los que los desobedecen. Yo no creo en ese Dios ni en ese Jesús.

Creo en el amor (Ahaváh), la rectificación de los errores, pero no me mal entiendan cuidado… Hay consecuencias para nuestros actos.

Nos dio Réga oportunidad de rectificar, y sino rectifico tendré que volverlo a vivir para rectificar una y otra vez.

Estamos en un cuerpo frágil y en un mundo muy difícil con poca capacidad y con casi ninguna luz y con muy escasos recuerdos, por eso vivimos por fe (Emunáh), esto quiere decir que se nos da la manera de rectificar por la Teshuvah, que es regresar al lugar de origen para volverlo a hacer.

Por eso tenemos que tener cuidado de cómo hacemos las cosas, y es mejor hacerlas bien y no tener que repetirlas.

Esto es como una escuela, no es necesario que repitas grados si estudias bien. Y pasas el examen.

Veamos……

La Toráh dice que el amor echa fuera al temor. No tengo temor si entiendo de verdad que es Él.

¿Quién es Él? ¿Y dónde está Él? ¿Y quiénes somos nosotros?
Él es todo, Él es un Todo y está en Todo, y por lo tanto en mí.

Yo soy parte de Él, Estoy en Él y Él se expresa atreves de mí a todo en el Gran Todo. Ese es el Gran  Propósito de todo.

Yo lo amo, lo sirvo y se quién es Él, por eso no le temo, más bien lo amo.

Yo les temo a los hombres porque nos han traicionado, aún los amigos a veces nos juzgan despiadadamente y nos traicionan, aún hijos, padres, pues así es la naturaleza y esa es la consecuencia de las acciones y la rectificación.

Esto se ha visto, padres contra hijos, hijos contra padres, hermanos contra hermanos.

Pero a Dios no le temo, amo sólo a (Yahweh) y no quiero faltarle, quiero que Él esté satisfecho de mí, quiero ser como Él imitarlo, Él es el modelo de mi vida mi icono, Mi propósito..

No le quiero faltar quiero que Él cuente conmigo, no le quiero desagradar en nada, ¿Eso es temor? No, para mí es amor – Ahaváh. Por el soy capaz de hacer grandes sacrificios dejarlo todo. ¿Eso es amor – Ahaváh? Si, y aún felicidad.

AMOR – AHAVAH – PERFECTO  ES AMARLO A CAMBIO DE NADA, Así como Él me ama, eso es Ahaváh.

¿Él castiga?, no; Creo más bien que Él nos guía, tenemos su  vida pues  nos ha dado Su Vida (Jayím) que puede pasar por Todo y por siempre.

No importa lo más grande o difícil, lo más imposible de lo impensable, la vida lo puede pasar pues es Él.

Entonces no es castigo, más bien es el vivir, la dinámica de la vida, y a veces lo que tiene que reciclarse se recicla, ese es el fin de los que no quieren rectificar.

Réga, corrección es el tiempo, pues somos Arquitectos de nuestro destino y se nos da la oportunidad de repararlo mejorarlo e innovarlo, perfeccionándolo hasta hacerlo perfecto.

Nuestro albedrío es; Si lo hacemos más difícil, o con más o menos tiempo,
¿Que soy yo acá? Él encarnado en una persona, entonces lo que yo hago lo experimenta Él, el bien, el mal, todo, no podemos negar que la vida es de Él. Pablo – Rav Shaúl dice: “En el vivimos estamos y somos”.

Pero tampoco podemos negar que la vida es Suya y esta se recicla siempre para mejorar, al escoger lo malo sabemos que somos candidatos a ser reciclados y esto también nos lleva a la transformación.

La transformación conlleva paciencia, sacrificio, y dolor.

Esto es parte del proceso de auto reciclarnos, como las Águilas se renuevan.

Pero todo eso es necesario para la función perfecta de la vida en El Todo.

La vida conlleva deseos, ilusiones, fantasías, añoranzas y más, estas cosas la hacen interesantes, pues son mecanismo de superación.

La vida tiene autosuficiencia, inteligencia, prestigio, y eso es deseo de superación.

La vida no se queda en un sólo lugar, no es estática, ni se conforma con poco, es Todo o nada. Como esta en el Todo busca Todo, la vida no tiene tamaño es lo infinito de lo pequeño y lo infinito de la grandeza, y no importa su tamaño tiene la misma calidad y cantidad y la misma expresión pues ella está compuesta de un Todo y no de distintas cosas.

La vida (Jayím) no está en el tiempo solo pasa por él y atraviesa por él y lo deja, no puede vivir en él pues el tiempo tiene medidas y límites, la vida no (Jayím), la vida no tiene olor, ni sabor, ni color, pues va más allá de sensaciones, es Todo y la fuente de Todos los gustos,  lo exquisito de Todo.

Pues de ella salen los olores, sabores y colores, Todo lo que disfrutamos y nos hace felices.

Todo lo que falta, todo lo que es difícil no es castigo, es la forma con que la vida llena las cosas, y como es infinita se llena y se auto llena una y otra vez más, se cicla y auto recicla.

Que es el amor (Ahaváh) es la esencia de la vida la realidad de ella, si tenemos la vida tenemos la realidad de Él. ¿Castigo? No existe, es el curso de la vida por lo difícil e imposible que sea, y lo que no puede ser está siendo. Recuerda.. Un poco no es Todo, ni es infinito, pero si obtienes un poquito es el comienzo de lo que no se agota ni tiene fin.

¿Qué es lo próximo? ¿Y después? Quiere decir que aún no has llegado, es sólo un escalón, sigue a lo que es inagotable.

Hoy lleva a mañana y mañana a pasado y pasado a después y más y más, a más y más, a mucho y mucho a lo máximo y lo máximo no es el fin.

Te lleva a lo inagotable y lo inagotable es Él y Él es la vida y la vida es todo y el Todo es el Gran Todo y el Gran Todo empieza por ti y termina en Él para no tener fin.

Adelante……

Dr. Pedro Ortiz El Maestro

9 de Enero del 2013.